Cambio de enfoque. Artistas olvidados

Cambio de enfoque. Artistas olvidados

Los artistas de teatro y televisión se caracterizan por el esfuerzo y la pasión que suelen poner en sus representaciones. Mi hija mayor tenía dotes de artista desde su infancia. Le gustaba cantar, declamar y hacer shows en familia. Luego formó parte de un grupo amateur de teatro que hizo algunas representaciones.

Terminado el colegio, Natalie estuvo un año en Artes Escénicas. Consultando con su tía Elvira, artista de teatro y televisión, le comentó que es un oficio muy sacrificado, pues fuera de temporada uno pasa privaciones y cuando hay función no hay fines de semana, ni tiempo para familia o amigos, debido a los ensayos y representaciones. Su consejo fue “si realmente es tu deseo y pasión, debes tener una fuente alternativa de ingreso, otra profesión u oficio que te permita realizar trabajos eventuales fuera de temporada”.

El año 2002 se planteó la nueva Ley del Artista, pero durante la aprobación en el Congreso fue retirado del texto todo el contenido sobre Seguridad y Protección Social. En 2011, el grupo del Ministerio de Cultura, que Elvira integró, trabajó sin cesar para revertir esto, pero a fines del 2013 se les sugirió continuar el proyecto a través del Congreso, ya no por el Ejecutivo.

Como resultado, el proyecto nunca fue puesto en agenda y los artistas han quedado hasta hoy desprotegidos.
¿Quién no se ha deleitado viendo actuar a algún cómico o artista dramático en nuestro medio? ¿Quiénes no esbozamos una sonrisa evocando las actuaciones del Tío Johnny? ¿Cuánto nos han alegrado cómicos como Pantuflas o Jorge Montoro? Por desgracia, las leyes sociales del empleo no los protegen y muchos de ellos están en una situación muy complicada. Estos casos no trascienden hasta que ellos fallecen.


Escrito por: Joaquín Schwalb Helguero
COMPARTIR     Twittear Compartir

Joaquín Schwalb Helguero

Joaquín Schwalb Helguero

Colaborador de El Tiempo.