‘Calvario’ por el desborde del río no aleja a Catacaos de su fe y tradición

‘Calvario’ por el desborde del río no aleja a Catacaos de su fe y tradición

Ni la pesada cruz que llevan desde el 27 de marzo, debido a las imborrables imágenes de río llevándose sus casas y destruyendo sus sueños, hizo que los damnificados de Catacaos perdieran la fe en una pronta recuperación.

Y es que en su hora más difícil unos 3.500 damnificados de Nuevo Pedregal, La Campiña, Molino Azul y Loma de los Zorros, pudieron cumplir con una de sus tradiciones milenarias de gozar de “Los siete potajes”, pero gracias a la solidaridad de quienes se salvaron del desastre.

El primero en esta cadena de solidarios fue Henry Saavedra Sojo, doliente 2017 y que es el personaje tradicional que recibe las muestras de dolor por la muerte de Jesús.

“El mensaje es que se puede compartir aún en estos momentos con el que menos tiene y que siempre hay un nuevo amanecer”, dijo Saavedra quien había sido elegido doliente para el 2021 pero se adelantó por diversas razones.

Junto a Saavedra se unieron decenas de personas para cocinar los 10 sacos de arroz, 2 sacos de frejol, 300 kilos de cabrillón y 10 atos de cangrejos, entre otros.

Se sumaron grupos de jóvenes de la parroquia y vecinos que se organizaron para repartir la comida y además llevar su propia cuota de alimentos, agua y ropa para las familias damnificadas.

COMPARTIR     Twittear Compartir