Bernal: carnavales también resurgieron en su capital

Bernal: carnavales también resurgieron en su capital

El 2020 Bernal celebró su carnaval, ad portas de vivir la peor pandemia de los últimos 100 años de historia universal. El año pasado 2021 solo hubo romería en homenaje, sobre todo, a los que el virus se llevó. Este año la celebración volvió. No fueron cuatro días como la tradición mand, pero las 24 horas bien disfrutadas quedarán en la mente y corazón del pueblo que lo vivió, así como en la historia de esta tierra, pues en el año de la reactivación también el carnaval resurgió como una muestra de lo que el COVID-19 no pudo matar: la tradición y costumbres de los pueblos. Así Bernal, cuando se pensaba que no iba a celebrar carnaval, los mayordomos de los cinco yunces se reunieron y con tan solo ocho días de anticipación decidieron una celebración simbólica que alegró a todos por igual.

Los mayordomos Carlos Tume Chunga del yunce Rojo; Félix Tume Agurto del yunce Verde del Sur; Wilmer Ayala del yunce Verde del Norte, Juan Ortiz del Yunce Crema y Juan Nunura Loro del yunce Verde de La Esquina, reunidos con el alcalde aprobaron una celebración simbólica para este año, y si todo vuelve a la normalidad el próximo año se retoma la celebración tradicional con comparsas, carros alegóricos, yunces, castillos y todo lo demás.

Este 2022 fue una celebración muy emotiva que incluyó bandas de músicos, romería y homenaje a los mayordomos fallecidos, las tradicionales banderas y polos de color, desayunos, almuerzos y cenas gratis para todos, yunces simbólicos en cada sociedad, agua, talco, pintura y hasta bailes con los grupos locales que también se reactivan tras dos años de paralización. Aquí le economía es realmente circulante y todos buscan retomar ese camino que el COVID-19 interrumpió.

Los yunces

Fueron el yunce Verde de la Cruz del Sur y el yunce Verde del Norte, quienes iniciaron la celebración el día martes 1 de marzo, las bandas de músicos La Nueva Santa Cecilia de Bernal alegraron al yunce del Sur; mientras que las afamadas ‘Perú, Armonía y Clase’ de Trujillo pusieron el swing para el yunce del Norte.

La celebración continuó el día miércoles 2 de marzo. Desde las 6:00 de la mañana el parque Miguel Grau de Bernal se llenaba de melodías que levantaban al pueblo. Era la “Gran Banda Show La Huaranchal” desde Otuzco – La Libertad. Por su parte, el yunce Rojo Encarnado presentaba a “La Nueva Gran Banda La Número 05” de Bernal y el yunce Crema se divertía con ‘La Nueva Santa Cecilia’.

Una tradición con fe

Los bernalenses llevan el carnaval en su ADN, quizás para muchos es inentendible pero esta fiesta es una tradición cargada de mucha fe. Fe en San Sebastián, patrono de los yunces a quien encomiendan sus cosechas y su año agrícola, a quien le piden las lluvias necesarias para que no falte el agua y a quien encomiendan su bienestar y protección para todos en el pueblo. Por ello, el carnaval debe iniciar pidiendo permiso. Todos lo yunces acuden primero al cementerio San José de Bernal. Una corona de flores en memoria de todos los caídos, una plegaria por sus almas y un permiso para celebrar con bien el carnaval de este año. La fiesta este año tuvo luto, por supuesto, pero todos los que se han ido fueron devotos también de esta celebración y en el imaginario popular dan por hecho que ellos gozan desde allá viendo a los suyos seguir con su tradición.

La fiesta del agua, talco y color

La tarde del miércoles la fiesta llegó a su máxima expresión. Las calles de Bernal llenas de algarabía con bandas de músicos, manguerazo que refrescaban a todos, danza, banderas flameando y los almuerzos de confraternidad en cada yunce. Los visitantes llegaron de los pueblos vecinos y de otras ciudades. La añoranza de volver a sentirse en ambiente de carnaval, tan pueblerino y acogedor como se vive en Bernal fue una experiencia muy agradable.

El show sin lugar a dudas se lo ‘robó’ la Gran Banda La Huaranchal y sus intrépidos integrantes que derrochaban entusiasmo y jolgorio, propio de la tierra del carnaval. Más tarde hubo la tumba simbólica de los yunces y la ratificación de que el próximo año se celebre como la tradición manda. La fiesta culminó con bailes populares en donde algunos de los que se lucieron fueron Lucho Timaná y la 110; Los hermanos Rosita y Marcos Morales; Víctor Loro y su Fiestas Norteña; Grupo Viento; entre otros.

Así fue la celebración simbólica del Carnaval 2022 en Bernal, distrito que, según acuerdo del Consejo Regional del Gobierno Regional de Piura, ostenta desde el 2005 el título de ‘Capital Regional del Carnaval’, denominación que ratificaron y no están dispuestos a perder. La celebración fue del pueblo y de todos sus mayordomos, socios, voluntarios y visitantes, como antaño, sin ningún apoyo municipal ya que la entidad desde el año pasado, y por la situación de emergencia sanitaria, no ha destinado ningún presupuesto oficial para estas actividades.

Si las cosas marchan bien, seguramente el próximo año, y con una nueva gestión, se retomarían actividades en donde también el municipio de todos los bernalenses destine el presupuesto oficial que ayude a reactivar y fomentar el turismo en la fiesta de este histórico carnaval distrital.

Los mayordomos de este año quedarán en la historia del carnaval y del distrito de Bernal por haber celebrado el carnaval de la reactivación. La mayoría de ellos lo volverá a celebrar el próximo año; otra situación histórica ya que serán recordados por ser mayordomos durante tres años consecutivos: 2021; 2022 y 2023; trascendiendo además a dos gestiones municipales, la actual y la que se elegirá este año para que gobierne a partir del próximo. Así se vivió esta celebración, en momentos que todos comienzan a reactivarse y a resurgir, ya vacunados, venciendo el miedo a la muerte que nos acechó y escondió por dos años.

Y si algunos viven sus ‘privaditos’, van al estadio, reanudan sus viajes, regresan a los supermercados por los descuentos y ofertas, o se reactivan en playas y piscinas; pues Bernal hizo lo propio reviviendo sus carnavales y demostrando que hay cosas que el COVID-19 no pudo matar. Nos vemos, Dios mediante, el próximo año.


Síguenos en nuestras redes sociales:


COMPARTIR     Twittear Compartir