Avenida Grau: una sucesión de polvo, pistas rotas y desorden vehicular

Avenida Grau: una sucesión de polvo, pistas rotas y desorden vehicular

Hace unos días recorrimos la avenida Grau de Piura, entre las avenidas Marcavelica y Gullman, y lo que encontramos fue una sucesión de polvo y vía partida, destrozada, lo que provoca desorden o congestión vehicular en ciertos puntos.

“No solo las pistas están deterioradas: tenemos calles empolvadas todos los días y los precios subieron; sin embargo, no podemos subir los precios de los pasajes porque la gente no para más. Todo ello nos perjudica y nos estresa pues va en contra de nuestra economía”.

Así lo describió y explicó a El Tiempo Alberto Yanhua en un reporte del 14 de julio. Él es uno de los miles de transportistas que a diario recorren la ciudad de Piura y que aún sufren las consecuencias de El Niño Costero que asoló al país entero y en particular a nuestra región.

No hay plata

Mientras tanto, decenas de alcaldes de la región se reúnen en el centro de la ciudad para reclamar al gobierno la falta de dinero. “Se ponen a reclamar y reclamar y no se preocupan por generar dinero con obras por impuestos”, dice Asunción Tocto, un transportista de Veintiséis de Octubre.

Empezamos, pues, por la avenida Marcavelica. En un mismo carril van motos, buses, camionetas, bicicletas y camiones. No hay control adecuado. Los policías que están en determinados puntos poco pueden hacer para calmar el desorden.

Por su parte, los transeúntes no respetan las líneas de tránsito, cruzan la avenida Grau por sitios donde no hay paso peatonal. “Joven, es que no hay cómo hacerlo mejor, uno quiere llegar rápido a su destino, pero te encuentras con el polvo, incluso las motos pasan por las veredas…“, dice el vecino José Castillo, mientras va en un “taxi colectivo” que recorre toda la avenida Grau, desde Villa Hermosa hasta el óvalo.

 

Avenida Grau, pasando la avenida Vallejo.

 

COMPARTIR     Twittear Compartir