Autoridades preocupadas se reúnen por el peligroso represamiento del río

Autoridades preocupadas se reúnen por el peligroso represamiento del río

Teo Zavala Palacios

Las autoridades regionales están preocupadas por el represamiento de las aguas del río Piura en la parte final de su recorrido. Como lo señaló El Tiempo en su edición de ayer, el agua no discurre como lo hizo en 1998 porque hay una “tapa” natural que lo represa. Ayer, tanto el gobernador Reynaldo Hilbck como el gerente del Proyecto Especial Chira Piura (PECHP), Juan Silva, indicaron que no hay salida del agua hacia el mar en la laguna La Niña, en la zona de Reventazón, a inmediaciones del kilómetro 6 de la carretera que une el desvío de Chiclayo con Bayóvar. 

Según el especialista  y docente de la UNP, Mario Montero, en este momento ya no se puede hacer mucho. Los trabajos de prevención debieron hacerse antes y esto implicaba abrir la tapa que se ha formado en la parte final del cauce del río, para darle desfogue. La consecuencia es que cuando venga un caudal superior a los 1.800 m³/s, los puentes no van a resistir. Señala que en este momento lo que se puede hacer es colocar sacos con arena en zonas vulnerables y cuidar que no se caigan los puentes, pero para el futuro es necesario un estudio completo del cauce  y la limpieza en la parte final. “Limpiaron en Piura y no era necesario; ese sedimento el río se lo lleva, si es que tiene salida”, agrega.

CARRETERA

Las autoridades también están preocupadas por la carretera Panamericana. Según Juan Silva, gerente del Proyecto Especial Chira Piura, el riesgo de rotura se encuentra en Chatito, Cura Mori y pueblos aledaños de la carretera Piura-Chiclayo, donde alrededor de 30 mil pobladores se verían afectados en caso suba el caudal: “Del kilómetro 5 al 14,5 hay un total de 14 alcantarillas a cargo de Provias Nacional. Las alcantarillas no están funcionando, y por eso se ha coordinado con Provias Norte para que sean limpiadas y pueda discurrir el agua”.

El director de Operación y Mantenimiento del Proyecto Chira Piura, Eugenio Tadeo, señala que si ya pasaron 1.600m³/s las defensas pueden soportar un poco más. “Cada creciente ‘escarba’ más el lecho del río e incrementa la capacidad, por lo cual el riesgo de inundación disminuye”. El director del PECHP indicó que el agua puede afectar a los maricultores y a la carretera a Parachique. “Con este caudal que ha venido, es de 1.600 m³; ya llegó a la zona de La Niña y hoy están pasando 1.200 m³”.

Cada vez se va represando más el agua en la zona. Se espera que en la próxima semana vengan más lluvias, el caudal aumentará y ese represamiento de las aguas perjudica a la bahía de Sechura, sobre todo a los maricultores de Parachique. También repercute en el Bajo Piura, en la zona de Chatito y puente Independencia.

COMPARTIR     Twittear Compartir