Aspirantes a la Policía se sometieron a la prueba del polígrafo

Aspirantes a la Policía se sometieron a la prueba del polígrafo

A partir de ahora, los ciudadanos que aspiren postular a la Policía Nacional del Perú (PNP) deberán someterse a la prueba del polígrafo, con el cual se revelarán sus verdaderas intenciones en la institución.

Este martes, más de 400 aspirantes pasaron la prueba como parte de su examen de admisión y fueron internados para ser preparados física y psicológicamente.

El ministro del Interior (Mininter), Carlos Morán, calificó de “hito histórico” al nuevo filtro que busca prevenir la corrupción en la Policía Nacional del Perú (PNP).

Además, indicó que la prueba del polígrafo, al que fueron sometidos más de 500 aspirantes por primera vez que llegaron a la última parte del proceso de admisión, permitirá una mejor selección.

“Esto es lo novedoso de este proceso y estamos cumpliendo. Desde que iniciamos la gestión dijimos que a la Policía Nacional podemos transformarla desde adentro, y podemos hacerlo desarrollando nuestros propios procesos de admisión”, remarcó.

Asimismo, dijo se evitará que conductas delictivas y prácticas vedadas puedan introducirse en la institución.

Aspirantes

Morán Soto brindó estas declaraciones durante la ceremonia, en la que 403 aspirantes a cadetes de la Escuela de Oficiales de Chorrillos, alcanzaron una vacante y se incorporaron a sus aulas.

De esta cifra, 54 son damas y 349 son varones, quienes, en estricto orden de méritos, resultaron airosos en el último proceso de admisión, en el que participaron 5,457 postulantes preinscritos.

Los aspirantes a cadetes concluyeron un periodo de adaptación de 40 días, a fin de afianzar su vocación, conocer de cerca la institución policial e identificarse con ella; incorporándose hoy a la fase de internamiento en la escuela.

En otro momento, el ministro del Interior adelantó que en poco tiempo será modernizada la Escuela de Oficiales de Chorrillos, al igual que otros centros de formación policial del interior del país.

Vía El Comercio

COMPARTIR     Twittear Compartir