Arroceros no son los dueños del agua

El desorden en el campo siempre ha existido por parte de ciertos empresarios arroceros que han visto en este cultivo una forma de ganar dinero rápido aun a costa de degradar suelos, incluso de despilfarrar el agua en tiempos de reservorios vacíos. Lo curioso de todo este desmadre es que son unos pocos e, irónicamente, no son ni siquiera agricultores piuranos.

La siembra desordenada es una vieja práctica que se ha permitido por años en los valles de Piura; pero es en San Lorenzo donde cada campaña se generan conflictos porque los arroceros que vienen de Chiclayo y Chota no respetan norma alguna para la siembra de este cereal. Alquilan tierras y, como si el valle y el reservorio fuera de su entera propiedad, siembran más de 50 hectáreas, cuando solo se permite 5.

Ya se ha producido más de un altercado en el campo por el consumo de agua, pero lo grave es que el valle no está destinado únicamente al arroz, sino para los frutales, cuyo cultivo son permanentes y son los que más riesgo corren en tiempos de sequía. Un pequeño grupo de empresarios no tiene por qué poner en riesgo los cultivos permanentes ni alterar el orden de todo un valle.


Escrito por: José Neyra Moncada
COMPARTIR     Twittear Compartir

José Neyra Moncada

José Neyra Moncada

Director de El Tiempo.