Alcalde de Piura: “Para una ‘Piura bonita’ los piuranos deben tomar la decisión de cambiar”

Alcalde de Piura: “Para una ‘Piura bonita’ los piuranos deben tomar la decisión de cambiar”

A un año de terminar su gestión, el alcalde Juan José Díaz opina que la ‘Piura bonita’ que prometió depende de todos y por ello, quiere convertirla en una “ciudad jardín”. Explica que cuando nadie se quiso hacer cargo de algunas obras como las defensas del Bajo Piura o el hospital La Videnita, él asumió el reto.

– Han pasado tres años de gestión, le queda uno y el cuarto es para inaugurar obras. ¿Qué tiene usted para inaugurar en el 2022?
Nunca nos imaginamos una crisis política con tres presidentes de la República, una pandemia y con amenazas de un cuarto y quinto. Es bueno destacar aquello que sigue dando resultados como el hospital La Videnita, la planta de oxígeno, reparto de medicina que se hizo en conjunto con la población. No tenemos cuestionamientos por corrupción, no hay escándalos en Transportes, comedores populares. Hemos cumplido con la meritocracia. Hemos generado espacios para que las personas participen en nuestra gestión por sus méritos y no porque han estado conmigo en la campaña. No tengo obras con cuestionamientos ni en la calidad ni en el diseño. Nosotros nos hicimos cargo de las defensas del Bajo Piura, cuando nadie quería asumirlas.

– Ha tendido cuestionamientos, por ejemplo, los viajes a Lima y los días cobrados cuando no estaba laborando.
Una cosa son los cuestionamientos de corrupción, investigaciones y otra es la crítica política que nunca falta. Se tiene que hacer viajes a Lima para hacer gestión y más aún cuando tenemos un modelo que no aplica la descentralización. Nuestro presupuesto era de cinco millones de soles, pero ejecutamos 140 millones. Todo se hizo con gestiones. Es imposible cambiar la ciudad con cinco millones de soles.

– Prometió una ‘Piura bonita’¿dónde está?
Está en la decisión de los piuranos de cambiar. No es solo del alcalde, por la crisis se han retrasado muchas cosas como la veterinaria municipal. Piura bonita implica orden, limpieza, no es una ciudad perfecta, pero durante la pandemia estuvo limpia, con sus obreros trabajando en calle. Fue un tema de mística, de compromiso. Las cosas que funcionan bien no se ven, solo ven lo malo.

– Pero falta mucho
Quiero seguir y para no abandonar la ciudad he decidido no postular, voy a luchar hasta el último día de la gestión.

– ¿Qué es lo que viene?
Queremos un mercado ordenado, limpio, con pistas veredas. Hay obstáculos, pero hemos luchado solos con 23 hectáreas, 13 cuadras a donde nos enviaron ocho policías para cada una para tratar de contener a malos comerciantes que tienen puestos y salen a la calle. Hay interés en invertir en el mercado, pero si Piura no me acompaña corremos el riesgo de fracasar.

– ¿Ha hablado usted con los comerciantes?
Desde el día uno. A los ambulantes se les ha ofrecido ferias, hay algunos que están a un paso de comprar sus puestos, pero algunos no quieren porque ganan más en la calle. Para el próximo año vamos a invertir en Blas de Atienza para cambiar las pistas y veredas. Le he cursado comunicaciones al gobernador para solicitarle su ayuda para mejorar Vamos a cambiar las pista y veredas de todo el casco urbano de la ciudad.

– Usted tuvo discrepancias con el gobernador…
Es verdad, pero no fue por temas personales. Hemos dejado de lado eso. Las relaciones personales con él son buenas, pero lo que me preocupa son las obras para Piura, pero no tengo respuesta. Las discrepancias fueron por las defensas ribereñas, nosotros las hemos culminado (Bajo Piura) sin escándalos.

Va a cambiar las pistas y veredas y ¿cómo va quedar el tema del drenaje?
Eso va a demorar cinco u ocho años, tenemos que hacerlo antes porque Piura no puede seguir así. Ahora vamos a hacer un canal guía en el cauce del río para darle protección a Piura. Esa es responsabilidad del Chira Piura, pero no lo hace.

– ¿Cuáles son las obras que va a mostrar a Piura?
Treinta y siete colegios terminados con fondos de la Reconstrucción, las defensas del Bajo Piura, La Videnita, que nadie quería asumir, a pesar que implicaba vidas que salvar. Nos hemos unido con el sector privado y ahora vamos a transformar 21 bermas centrales. Hemos adquirido cisternas y tenemos ‘padrinos’ que van a mantenerlas. También tenemos el apoyo de la Embajada de Israel para darnos asesoría para el riego y poner plantones de frutales y riego tecnificado. El anuncio es que vamos a convertir a Piura en una ciudad jardín con la asesoría de la Embajada de Israel y el sector privado.

– El proyecto del río… con los barquitos…
Ese es el proyecto más importante. Eso transformaría Piura, tal cual el malecón Guayaquil. Con la cooperación alemana vamos a sacar adelante el perfil, hemos avanzado.

Por: Teo Zavala


Síguenos en nuestras redes sociales:


 

COMPARTIR     Twittear Compartir