Afirmación falsa de “Mega Niño” en octubre, carece de sustento científico

Afirmación falsa de “Mega Niño” en octubre, carece de sustento científico

Hace unas semanas elaboramos una nota desmintiendo una información falsa sobre teorías alarmistas que circulaban en las redes sociales, que citaban términos como “teracalorías” (término que no existe), que argumentaban que se acumulan en la tierra calentándola y que producirían una catástrofe en el país. Desde hace unos días, circula una nueva información, que aunque, esta vez, sí cita a un científico peruano que al parecer radica en EE.UU., dicha afirmación que hace, sobre la llegada de un supuesto “Mega Niño” en octubre, no resiste el más mínimo exámen, aunque parte de lo que sustenta se apoya en algunos datos científicos comprobados, en lo principal carece totalmente de sustento. Tal como lo menciona la fuente oficial Senamhi en su página de facebook.

Cabe resaltar que Jorge Manrique Prieto no es meteorólogo ni ha ejercido en una rama afín y se apoya en un cuadro de temperatura de aguas superficiales aparentemente elaborado por la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA) de los EE.UU, donde aparecen dos grandes manchas de agua caliente acercándose al Perú.

En base a ello Jorge Manrique señala: “DETRAS VIENE UN SUPER-MONSTRUO EN OCTUBRE 2017, EN QUE LAS LLUVIAS DE HOY SERAN UNA GARÚA FINA EN COMPARACIÓN CON LO QUE SE AVECINA”.

Pero lo que afirma no tiene sustento científico, ello debido a que el mapa de temperatura de aguas superficiales (SST) de la NOAA que esgrime no permite realizar predicciones mas allá de dos meses, que son los tardan las masas de agua graficadas en el mismo, en llegar a las costas de América. Los mismos científicos del NOAA solo se atreven a predecir hasta el mes de julio.

Manrique no cita para nada el efecto de la corriente fría de Humboldt proveniente del sur y de los también fríos vientos alisios que la acompañan, y que neutralizan las corrientes de agua caliente que llegan del oeste.

Por tanto no señala fuente valedera para sus predicciones de aguas calientes que presuntamente llegarían en el mes de octubre y evita pronunciarse sobre el comportamiento de la corriente fría de Humboldt y los también fríos vientos alisios.

Sin tener en cuento estos dos componentes básicos, elementales, sus afirmaciones no pasan de ser una simple especulación.

COMPARTIR     Twittear Compartir