¿A quién le conviene incendiar la pradera?

¿A quién le conviene incendiar la pradera?

El reciente aquelarre de prefectos y subprefectos en Palacio de Gobierno, “invitados” por Pedro Castillo, donde días antes también llegaron más de 500 ronderos y mineros de diferentes zonas del sur del país, así como otros invitados, ha despertado el interés de la Fiscalía y, en especial, de los cancerberos políticos del mandatario quienes juran que esos convidados no llegan con su plata, sino pagados por el gobierno.

Sin embargo, el problema no es solo la malversación de fondos por el supuesto pago de viáticos y hospedaje a los “invitados” sino el motivo por el que Castillo los está congregando en Palacio. Para los analistas políticos la intención es clara: el mandatario, quien está acorralado por las evidencias y la justicia, pretende prender la mecha de una revuelta ciudadana que se enfrente a la Fiscalía y al Congreso.

Castillo –seguro debe pensar-, le es más rentable sembrar el caos e implantar la anarquía porque eso le dará motivos para cerrar el Congreso, anular a la Fiscalía y echar a andar su propuesta “revolucionaria” de la asamblea constituyente y por consiguiente, elaborar una nueva Constitución que lo proteja y salve de las investigaciones.

 

 


Síguenos en nuestras redes sociales:


Escrito por: José Neyra Moncada
COMPARTIR     Twittear Compartir

José Neyra Moncada

José Neyra Moncada

Director de El Tiempo.