A la autoridad se le tiene que respetar

A la autoridad se le tiene que respetar

Dice el individuo que ocupa un puesto en el trabajo, “a la autoridad se le tiene que respetar”… y tiene razón, solo que primero hay que ser autoridad.

Repasaremos algunas características de lo que es tener poder y autoridad. No es lo mismo tener el poder para “mandar” a hacer algo; que ser autoridad para “motivar” a que la gente haga algo. El poder se da (depende de otros), en cambio, la autoridad se gana (depende de uno mismo).

Un directivo tiene como actividad, coordinar las acciones de las personas para conseguir un objetivo, y para lograr que ellas lleven a cabo esas tareas, el directivo puede utilizar el poder, que tiene dado por su posición, o hacerlo a través de la autoridad que se la ha ganado. La autoridad de un directivo, viene a ser, la confianza que genera en su gente de que lo que dice que hay que hacer es lo mejor que se debe hacer.

Esta autoridad se va forjando en el directivo por la experiencia en el comenzar y recomenzar con humildad, por la capacidad de trabajar bien y con optimismo, por esa pasión de formarse continuamente, por ese esfuerzo y coraje, para mantenerse sereno ante las dificultades, por su honestidad, transparencia, congruencia e integridad; por su manera de escuchar y respetar a los demás, y por su sentido del humor, entre otros.

La autoridad hay que ganarla, como dice el vals, con “alma, corazón y vida”, y haciendo “camino al andar” como señala el poeta.

Con poder, el directivo busca ser importante; en cambio el que actúa con autoridad, busca ser útil. El poder, genera tensiones, la autoridad, serenidad. El poder da mando, la autoridad da liderazgo.


Escrito por: Manolo Carrasco Eléspuru
COMPARTIR     Twittear Compartir

Manolo Carrasco Eléspuru

Manolo Carrasco Eléspuru

Asesor, consultor en temas de Dirección General, Dirección Estratégica, Dirección y Gobierno de Personas, Comportamiento Organizacional, Negociación y manejo de conflictos y Marketing. Autor de artículos de Management en revistas especializadas.