5.500 policías cuidarán que nadie ingrese a las playas en Año Nuevo

5.500 policías cuidarán que nadie ingrese a las playas en Año Nuevo

El general de la PNP, Malaver Odías, exhortó a los piuranos a cumplir protocolos en Año Nuevo.

El jefe de la Primera Macrorregión Policial de Piura y Tumbes, Gral. Carlos Malaver Odías, invocó a los piuranos a cumplir con las disposiciones del Gobierno para frenar la propagación de la COVID-19 durante las actividades por Año Nuevo y ante la presencia de la variante ómicron.

“Por qué tiene que haber un policía detrás, cuando la responsabilidad es de cada ciudadano. Invoco a la ciudadanía a respetar las medidas ahora con la presencia de la variante ómicron”, exhortó.

El alto mando policial indicó que para brindar seguridad en las provincias y distritos de Piura, se dispondrá de alrededor de 5.500 efectivos policiales.

Los agentes del orden darán resguardo en las zonas urbanas, incluyendo calles, centros comerciales, entidades financieras y balnearios turísticos de la región. Además se habrá el patrullaje a pie.

Malaver aseguró que la Policía estará atenta a cualquier indicio de fiestas clandestinas que generen aglomeración de personas. Asimismo instó a la ciudadanía a no exponerse irresponsablemente y a concientizarse sobre la gravedad de la situación.

En tanto, el alcalde provincial de Paita, Enrique Silva Zapata, dijo que el cierre de playas hoy y mañana 1 de enero es una medida es coherente ante la alerta epidemiológica por la nueva variante ómicron:

“Lo positivo es que la restricción solo será por estos días para evitar aglomeración de gente. Sabemos muy bien que estamos pasando por un momento delicado por la ómicron, pero las actividades turísticas se restablecerán a partir del 3 de enero”, indicó.

Señaló además que se realizarán constantes operativos a partir de las 6 p. m. hasta altas horas de la noche, con apoyo de la Policía Nacional y las municipalidades de centros poblados.

Por su parte el subgerente de Fiscalización de Paita, Héctor Pingo Fiestas, reveló que realizarán operativos en las playas de Yacila y Colán, anunciando que se clausurará cualquier fiesta o evento social que se desarrolle en los mencionados balnearios.

El alcalde de Máncora, Alexander Ramírez Granda, aseguró que su administración hará cumplir el cierre de playas de su jurisdicción para evitar contagios, aunque consideró que esta medida afectará la economía de los dueños de negocios, estimando una pérdida de almenos 8 millones de soles.

La autoridad edil sostuvo que Máncora es un destino netamente turístico y por ello la restricción tendrá un impacto económico significativo.

 

Adriana Berru/Agencias

 

 

COMPARTIR     Twittear Compartir