100 años al servicio de Piura

Comenzaba 1916. La “Gran Guerra”, desatada apenas dos años atrás, había ocasionado millones de muertos en Europa. En Zurich, Einstein lanzaba su propia hecatombe dividiendo al mundo en infinitas perspectivas cósmicas, y Freud hacía del sexo, el hilo tejedor de la historia humana.

En nuestro país, nuevas inquietudes irrumpían en la escena pública: tan solo tres años de vida le quedaban a la llamada “República Aristocrática”; los obreros anarquistas y los seglares católicos hacían sus primeras apariciones notables, la inmigración europea se volvía un fenómeno y las primeras industrias hacían sonar sus motores.

En este contexto tan particular nació El Tiempo. Creado con el propósito de brindar servicios informativos a la comunidad piurana, debió enfrentar los crecientes retos históricos, sociales y tecnológicos que marcaron su fundación y los que a diario alimentan la perspectiva de su vocación orientada a la veracidad, la pluralidad y la libertad. Hoy cumple 100 años en los cuales ha mantenido su esfuerzo por seguir los nobles ideales fundacionales, que con el tiempo han sido forjados por propietarios y trabajadores, y que constituyen indefectiblemente la divisa de cada edición, de cada nota, de cada comentario y artículo.

Cumplir 100 años significa una tremenda alegría, pero también una enorme responsabilidad: cada uno de los profesionales que trabajamos en esta casa editora, en cualquiera de las áreas desde las que se articula el producto que día a día llega a sus manos, tenemos la impronta de estar a la altura de esta nueva edad y corresponder con eficacia a la confianza que la región ha invertido en nosotros, generación tras generación.

Estamos de fiesta y nos complace llevar nuestra edición centenaria a su hogar. La celebración también es vuestra.

COMPARTIR     Twittear Compartir