Turistas generan 60 toneladas de basura en la playa de Máncora

Turistas generan 60 toneladas de basura en la playa de Máncora

Al menos 60 toneladas de basura generaron los turistas nacionales y extranjeros que llegaron a Máncora para recibir el año 2018.

Así lo informó el alcalde de este concurrido balneario, Florencio Olibos Olibos.

Asimismo indicó que a inicios del año 2017, los turistas que visitaron Máncora acumularon un promedio de 45 toneladas de basura.

El burgomaestre señaló que a pesar de la gran cantidad de basura generada, la playa se mantuvo limpia, gracias al trabajo de más de 40 obreros de Limpieza Pública que recogieron los desechos acumulados en la zona durante la noche del 31 y todo el 1 de enero.

El alcalde Olibos, manifestó que la mayoría de visitantes utilizó de manera correcta los 30 contenedores colocados en diversos sectores del centro veraniego.

Olibos dijo que las acciones de limpieza antes y depúes de la celebración de la llegada de 2018, están detro del Plan de Contingencia y dieron los resultados esperados.

“Las acciones de limpieza han tendido buenos resultados, y es por tal motivo que se continuarán ejecutando durante la temporada de verano” declaró el burgomaestre.

Otras playas

Por otro lado, en Lobitos, a pesar de que la playa se mantuvo limpia y ordenada, a su ingreso (en el sector que comprende Pariñas), enormes montículos de basuras recibieron a los turistas.

En Cabo Blanco (en El Alto) la playa también se mantuvo limpia y los turistas acataron las acciones de limpieza establecidas por la comuna.

En tanto, en Los Órganos algunos turistas, a través de las redes sociales, dieron a conocer su malestar debido a que la municipalidad no realizó los trabajos de limpieza como debería, por lo que en algunos sectores de la playa hubop bastantes focos de insalubridad.

Dato

* Más de 5 mil turistas albergó la playa de Lobitos para festejar inicio del año 2018.

* El personal de transporte se encargó de ordenar el tránsito a fin de que los vehículos no invadan la zona de playa.

* Los comerciantes de comida, utilizaron depósitos para arrojar sus desperdicios.

COMPARTIR     Twittear Compartir