Tradición que sigue viva en La Arena

Tradición que sigue viva en La Arena

Sigue viva la antigua costumbre de recordar a los niños fallecidos en el Bajo Piura y más en el distrito de La Arena, donde cada 1 de noviembre se celebra el tradicional “Festival de la miel y los angelitos”.

En esta fiesta popular se reparte miel de chancaca, roscas de muerto, pequeños dulces de camote, suspiros, mermeladas de camote, pastelitos y rosquillas pequeñas a los niños en edad similar a quienes ya fallecieron. La idea es recordar a los “angelitos”.

Así, con motivo del “Día de las Velaciones” o de “Todos los Santos”, ayer cientos de piuranos se congregaron en la Plaza Cívica de La Arena para disfrutar del delicioso “Festival de la miel y los angelitos”.

En este tradicional evento 19 participantes de diferentes centros poblados del distrito se disputaron el primer lugar por preparar los más deliciosos angelitos y roscas de muerto. También se premió a quienes conservan los utensilios tradicionales para entregar la miel y los dulces. Entre todas las concursantes resultó ganadora Victoria Navarro Valencia.

Sobre esta costumbre, el alcalde Harrinson Talledo manifestó que: “Desde épocas ancestrales, es una tradición honrar, guardar y conservar a los difuntos, y es necesario revalorar como expresión de la cultura viva comunitaria”.

COMPARTIR     Twittear Compartir