El Tigre de la suerte

El Tigre de la suerte

Suerte: esa palabra tan odiada por los peruanos que no vieron a Perú en un mundial. El “¡Que mala suerte!” resultaba un himno cantando luego de cada partido de la selección, pero no siempre la suerte está relacionada con el juego o el resultado de un partido y estas Eliminatorias las empezamos con muy mala suerte.

El inicio de la era Gareca fue un reconocimiento del equipo y del fútbol peruano. El deseo de clasificar seguía intacto, pero la fe por el equipo se había perdido ya hace mucho.

Seguían los mismos de siempre y los mismos partidos que no podíamos resolver hasta que el “Tigre” se dio cuenta que podía crear un esquema y una idea de juego de la cual podamos sobrevivir faltando 12 fechas y con solo 4 puntos en la tabla.

Luego de la Copa América Centenario todo cambio a favor de Perú: Primero, perdimos en La Paz, pero en noviembre pudimos resolver un error del rival que nos dieron los 3 puntos. Además, le ganamos a Ecuador en Lima con gol de Renato Tapia luego de una equivocación de la defensa norteña.

Seguimos con el empate a Argentina de local con gol de penal de Christian Cueva, luego de un error de Mascherano. Tuvimos un triunfo histórico en Asunción, en donde la remontada empezó luego de un error en el pase de los defensas. Empatamos contra Venezuela en Caracas y vencimos a Uruguay, a pesar de que, al último minuto, Godín tiro la pelota al palo; así como contra Bolivia, en la que el defensor a un metro del arco mandó la pelota fuera; y también nos quedamos con el triunfo.

La victoria increíble en Quito que nos puso cuartos y el punto de oro en La Bombonera, en donde el palo nos salvó, una vez más, del mejor jugador del mundo, Leo Messi.

Y ayer esa suerte no nos fue esquiva. ¡Gracias Ospina!

En las últimas fechas de eliminatorias todo jugó para Perú: Brasil siguió con su racha, Venezuela le saco puntos a los grandes, el TAS, las victorias históricas, los goles perdidos por nuestros rivales, Chile perdiendo partidos importantes, Paraguay perdiendo como local, absolutamente todo.

La fortuna estuvo de nuestro lado luego de habernos abandonado por 36 años, pero no es solo eso, sino que Gareca también encontró un equipo en el cual confiar y en el cual basar estos resultados.

Aún cuando estemos yendo al repechaje, nuestra selección tiene grandes oportunidades de clasificar y lo mejor de todo es que la hinchada, más de 30 millones de peruanos, por fin confía en su país. Solo 180 minutos más contra Nueva Zelanda nos queda para despertar de este mal sueño.

Por Fabrizio Castro Carrillo

COMPARTIR     Twittear Compartir