El Tiempo

Será un año para exigir las promesas

El año 2017 que acaba de terminar, será recordado como el de la gran inundación de Piura. El río y el Niño Costero nos pulverizaron las pistas, drenes y canales; dejó sin alcantarillado a muchos pueblos y hasta nos provocó alergias y enfermedades crónicas a causa del polvo y la contaminación.

Aun así hemos podido sobrevivir para exigir la promesa que nos hizo el ejecutivo de invertir más de 7 mil millones en la reconstrucción, en los próximos 3 años.

Este año que empieza nos pone retos difíciles como región, primero por la coyuntura política que ha desestabilizado la economía y la gobernabilidad, y porque la reconstrucción será el caballito de batalla de los líderes de los movimientos y partidos políticos que empiezan con vehemencia la campaña por la posesión de los municipios y el Gobierno Regional.

Pero a pesar de ello, habrá que mirar con esperanza y optimismo este 2018, porque a pesar de lo difícil que será reconstruir la región, está la promesa de inversión, y es allí donde tienen responsabilidad directa las autoridades, pero también los aspirantes a autoridad para no entorpecer los proyectos que tanto anhelamos los piuranos. ¡Feliz año 2018!