Ser padre no ha pasado de moda

Ser padre no ha  pasado de moda

paul-corcuera

Paul Corcuera García
Director inst. cc. para la familia-udep

El padre cumple una función fundamental –complementaria a la de la madre– en el desarrollo afectivo y equilibrado de los hijos. El padre les ayuda a ejercer mejor su libertad y su responsabilidad (dos caras de una misma moneda), y forjar su propia independencia. Es el ejemplo de principios y valores, establece las normas, protege y da seguridad, enseña lo que se sabe y da testimonio con firmeza. 

Brinda amor y ello implica, un esfuerzo grande para organizar su agenda y dedicar tiempo a los hijos (por ejemplo, el jugar juntos les da un mensaje claro: “mi padre es capaz de separar tiempo suyo porque me valora, quiere estar conmigo, y se divierte”); para hablar con ellos, saber qué les ocurre, qué piensan y, así, poder orientarlos. Los consejos que da el padre deben ir acompañados de sentido del humor, para que no se ahoguen en un vaso de agua y tengan la perspectiva de la vida.

Un buen parámetro para determinar el amor real del padre hacia sus hijos es preguntarse cuándo fue la última vez que ha hablado con su hijo/a en serio. Conviene recordar que una de las dinámicas tendenciales del amor humano es la unidad, estar el mayor tiempo posible con la persona amada. Esto debe demostrarse en la práctica para que sea real (se puede aplicar lo mismo del amor hacia la esposa). El lenguaje popular lo reconoce: “obras son amores y no buenas razones”.

El padre debe aprender a corregir a los hijos. Siempre habrá que decirles las cosas buenas que hacen y promoverlas, pero también las cosas que no hacen tan bien (como el orden en la casa, en el cuarto, el cuidado del horario en el uso de los medios electrónicos, etc.). No hay que ceder en esto. No estaremos siempre con ellos; entonces, o los hemos formado bien o lo pasarán mal.

La figura paterna es importante. Con la madre puede influir de manera estable y permanente en los hijos. Si los dos fortalecen su amor real, si se sacrifican, si se ríen juntos, serán un “libro abierto” del cual los hijos podrán aprender lo más importante de la vida. De ahí la importancia de revalorar el rol del padre.

COMPARTIR     Twittear Compartir