¿A quién beneficia la Beneficencia?

¿A quién beneficia la Beneficencia?

Durante los angustiosos días del desastre natural, causado por El Niño Costero en esta ciudad se requería de manera especial que esta benemérita institución saliera adelante a ofrecer sus servicios a la población afectada; pero esta labor quedó mediatizada debido a que era la misma Beneficencia Pública una de las entidades locales más afectadas porque su local principal, donde están los consultorios médicos, fue cubierto por el río que se desbordó -como siempre- en esa misma zona. Lo cual nos hace reflexionar sobre los cambios radicales que la Beneficencia Pública debe hacer inmediatamente para que su actividad en favor de los pobres sea más efectiva y eficiente.

Hay que señalar que su edificio de la plaza Pizarro está inhabitable debido a los graves daños que lo han afectado ya que tiene un sótano que todos los años, cuando llueve, se transforma en un enorme reservorio. Se debe proceder entonces a la construcción de uno nuevo en zona más segura y con suficiente espacio físico para que la Beneficencia cumpla con sus roles. No se debe ir a reconstrucción alguna porque sería dinero indebidamente gastado.

Por otro lado, existiendo una población con tantas necesidades, ahora más que nunca con los miles de damnificados, el Directorio de la S.B.P. debería potenciar el Policlínico “El Buen Samaritano” en Castilla. Ese pequeño hospital fue creado para servir a los más pobres que no alcanzan a obtener un cupo en los nosocomios del Estado. ¿Qué pasó con las donaciones de Canadá y Alemania para esta obra? Los recursos propios de la Beneficencia deberían invertirse en la salud de niños y adultos menesterosos; en dar cristiana sepultura a los desposeídos que fallecen sin tener a nadie; en recoger de la vía pública a los enfermos que amanecen y anochecen en las veredas, etc.

La Beneficencia tiene un patrimonio material consistente en solares y viejas casas que no le producen rentas. Venderlos sería una opción para disponer de recursos destinados a construir un nuevo local donde se beneficie a más pobres de los miles que hay en nuestra comunidad.


Escrito por: Manuel Antonio Rosas C.
COMPARTIR     Twittear Compartir

Manuel Antonio Rosas C.

Manuel Antonio Rosas C.

Abogado y especialista de temas culturales. Es presidente del patronato de cultura de Piura.