El Tiempo

Qué debes dejar en orden antes de morir

No es un tema del cual nos agrade charlar en alguna reunión, salvo cuando estamos en un velorio. ¿Qué es lo que más te preocupa si tu familia se queda sola en caso de que fallezcas? ¿su futuro económico?

¿O tal vez te preocupa heredarles problemas y por eso ya hiciste tu testamento? Porque, aunque parezca de novela, las familias sí se pelean cuando alguien muere intestado.

Aunque creas que has hecho todo para dejarles los menos problemas posibles en caso de faltar, aún no cierras el ciclo. Primero tienes que informarles de todos los asuntos que les competen y segundo: debes poner en orden los documentos que están relacionados con ellos, los debes de dejar donde puedan encontrarlos y usarlos en caso de que mueras.

Trámites

¿Qué hay que hacer cuando alguien muere? Son trámites sencillos pero no los conocemos. Muchas veces son las funerarias las que nos sacan de apuros, pero bien vale saber lo mínimo que hay que hacer en estos casos:

Es un trámite gratuito y de entrega inmediata. Hay algunas variaciones si se trata de una muerte en casa o fuera de ella, o de una muerte violenta.

Trámite de Defunción en Caso de Muerte Presunta o Ausencia Forzada

Este trámite permite la inscripción de la defunción por sentencia judicial por muerte presunta o declaración de ausencia forzada de acuerdo a lo establecido por la Ley N° 28413. En estos casos se solicita oficio y parte donde conste la resolución judicial que muestre conformidad en la solicitud de esta documentación.

Este trámite se realiza en cualquiera de las Oficinas Registrales que Reniec posee a nivel nacional y su plazo de entrega es de diez días hábiles.

Trámite de Defunción por Muerte Violenta

En caso de muerte violenta, el Reniec solicita el certificado de un médico legista, un parte judicial, el oficio de Fiscal Provincial, un informe de la Policía Nacional del Perú o bien el oficio del Juez Militar. En todos los casos, este documento puede ser acompañado por un informe de necropsia.

Este trámite gratuito tiene un plazo de entrega de diez días hábiles y puede realizarse en cualquiera de las oficinas registrales de Reniec.

 

Mira este video hecho por la defensoría del Pueblo:

Qué hacer con tus cuentas en línea antes de morir

Todo el mundo, sin importar su presencia en Internet, tiene que hacer algunas cosas para asegurarse de que sus asuntos quedan en orden. Debes preparar una declaración de patrimonio, crear un poder notarial y especificar qué hacer con tus restos mortales.

Entonces está ese nivel más alto de complicación para los que tienen muchas cuentas en línea, que es el caso de muchas personas. Estas son cinco cosas que debes hacer para tus selfies no vivan más que tú.

¿Albacea digital?

Es posible que decidas nombrar a un albacea digital, que sería una persona diferente de la que se ocupa de tus bienes raíces y activos financieros. El albacea digital sería responsable de disponer tus cuentas de correo electrónico y redes sociales. Nadie tiene que ver esas cartas de amor que escribiste antes de casarte o los mensajes cuestionables que publicaste en Tumblr cuando estabas en la universidad.

“Pocas personas quieren que los encargados de su patrimonio lean todo lo que escribieron en sus cuentas de correo personales”, dijo Karin Prangley, gestor de patrimonio de Brown Brothers Harriman, que se especializa en planificación patrimonial.

En otras palabras, si no quieres dejar a tus seres queridos una revelación embarazosa –y casi todos las tenemos– encarga a alguien de manejar tus archivos de correo, medios sociales y digitales.

Haz un inventario de tus cuentas

Pregunta: ¿Cuántas cuentas tienes en Internet? Respuesta: Más de las que piensas.

La firma de gestión de claves digitales Dashlane calcula que su usuario promedio tiene unas 90 cuentas, de manera que te será muy difícil acordarte de todas las que has creado a lo largo de los años. Tómate el tiempo de recordarlas todas, incluso esa que abriste en Starbucks porque era tu cumpleaños y te ofrecieron un café gratis si te inscribías.

Una vez que hayas hecho ese ejercicio, prepara una lista. Primero, anota los nombres de usuario y la clave correspondiente. Entonces, especifica qué quieres que se haga con esas cuentas. Es posible que quieras que tu cuenta de Facebook se convierta en un memorial. O quizás prefieres desaparecerla. Debes saber que gracias a las leyes de privacidad, tus albaceas pueden necesitar distintos tipos de documentos jurídicos para ese propósito, en dependencia de los términos de servicio de cada plataforma.

Cualquier cosa que decidas, dice el planificador patrimonial Jim Lamm, debes ser claro en cómo quieres que se maneje cada cuenta.

Obviamente, debes mantener esa lista en un lugar seguro que sólo conozcan personas de toda tu confianza.

Y no te olvides de ver qué saldo tienes en la cuenta de Starbucks, para que no sea otro el que se tome el café a tu nombre.

Busca la documentación apropiada

¿Te asusta la idea de hacer un testamento? Ten valor, es lo que debes hacer.

Un testamento tradicional probablemente no cubre tus activos digitales. Consulta con un planificador patrimonial para asegurar que tus albaceas puedan hacer realidad tus deseos si necesitan mostrar pruebas a un proveedor de servicio de Internet que son tus representantes legales. Las compañías necesitan tener esto para asegurarse de que lo que pide el albacea es exactamente lo que tu decidiste.

“Si tienes información en la nube, los proveedores de servicios exigen pruebas de tu consentimiento para entregar esa información a tus familiares o representantes fiduciarios”, dijo Lamm.

Respalda tus archivos

Naturalmente, puedes pasar por alto la nube y sus potenciales complicaciones jurídicas si compras un disco duro grande. No te costará mucho. Un terabyte, lo suficiente para guardar alrededor de 17,000 horas de música, cuesta unos US$60. Entonces puedes descargar todos tus activos digitales y guardarlos.

El acceso a ese disco duro será mucho más fácil para tus albaceas que enfrentar los detalles jurídicos de acceder tu cuenta en Google Drive, dijo Lamm.

No olvides actualizar la información

Pero dejar tus deseos por escrito no es suficiente.

Cada vez que abras una cuenta, añádela a tu registro. Identifica las cuentas que has decidido que se borren solas después de un período de inactividad. (Google te ofrece esa opción. En el caso de Twitter, la empresa pudiera eliminar tu cuenta si pasas mucho tiempo sin usarla).