Protestar no es atacar a los demás

Protestar no es atacar a los demás
Foto: El Tiempo

Los mototaxistas de Piura tienen derecho a la protesta. A paralizar sus actividades en oposición al anillo vial, a marchar por las calles, a gritar y hasta establecer los mecanismos legales para anular dicha norma que, según su percepción, limita su honrado trabajo.

Pero ellos, como ciudadanos, también tienen obligaciones. Y una de ellas es respetar el derecho al trabajo y el libre tránsito de los demás; por tanto, si de derecho se trata y es el que exigen a gritos en la calles, deberían empezar por realizar sus marchas sin obstruir el tránsito de personas y vehículos; sin actitudes violentas y vandálicas como lo están haciendo, aterrorizando a sus compañeros de labores que no se pliegan al paro o agrediendo a otros conductores que intentan realizar sus actividades que, al igual que ellos, son importantes o urgentes.

La responsabilidad también es de sus dirigentes quienes tienen la obligación de mantener la calma de sus agremiados, pues con violencia y destrucción de la propiedad privada, lo único que están logrando es ponerse al margen de la ley y, como es lógico, terminar repudiados o tras las rejas por agresivos; salvo que sean pandilleros en vez de trabajadores.


Escrito por: José Neyra Moncada
COMPARTIR     Twittear Compartir

José Neyra Moncada

José Neyra Moncada

Director de El Tiempo.