¿Privatizar la EPS Grau?

¿Privatizar la EPS Grau?

“No necesito pedir permiso a los alcaldes para privatizar la EPS Grau”, así, de este modo autoritario e irrespetuoso se expresó un funcionario público no elegido por el pueblo.

Esta fanfarronada vuelve mi mirada a la EPS Grau, presunta causante de los grandes problemas del saneamiento de nuestra insalubre Piura y no podemos cerrar los ojos a esta situación crítica que desde hace décadas demanda una solución que hasta ahora nadie se atreve a proponer de modo serio y sobre todo consensuado, así se trabaja ahora y no al caballazo o entre gallos y media noche como políticos de escaso criterio.

En este contexto me preocupa cierto “endiosamiento” o sobrevaloración de todo aquello que es “privado”; la falacia de creer que todo lo que es público es malo y que todo lo que es privado es sinónimo de eficiente, productivo, excelente, etc. Los sonados casos de Odebrecht, “Pura Vida”, y algún directivo empresarial fugado y con orden de captura nos muestran señales para dudar por lo menos.

Lee más:  Dos mercados se quedarían sin sistema de alcantarillado

“Hace tiempo que la economía forma parte del conjunto de los ámbitos en que se manifiestan los efectos perniciosos del pecado” (CV 34).

Así lo dijo el papa Benedicto XVI y no podemos cerrar los ojos sin más; se trata de un sector estratégico que no podemos poner sólo en el marco de criterios mercantiles; privatizado el servicio de agua me lleva a pensar en los sectores más pobres, en políticas tarifarias de gabinete alejadas de la cruda realidad de pobreza de nuestra Piura, pienso en el corte de servicio de agua de los colegios públicos por falta de pago, pienso en la costo social laboral de la empresa.

Lee más:  Una masa de agua caliente avanza desde el sur de Chile hacia el Perú

¡Salvemos la EPS Grau! No seamos entreguistas, demos de una vez el ejemplo de que es posible abrir camino a una gestión pública eficiente, responsable; evitemos no sólo el manejo economicista del tema sino también y sobre todo el manejo político del asunto, esta clase política calculadora y comodona que tenemos no sólo no ayuda sino que obstaculiza el tema.


Escrito por: Miguel Medina Pacherre
COMPARTIR     Twittear Compartir

Miguel Medina Pacherre

Miguel Medina Pacherre

Sacerdote. Párroco de Nuestra Señora de Guadalupe.