Polos opuestos: El incómodo primer cara a cara entre Donald Trump y Angela Merkel

Polos opuestos: El incómodo primer cara a cara entre Donald Trump y Angela Merkel

El “hombre más poderoso del mundo” se reunió este viernes con una de las mujeres más influyentes del plantea, o tal vez la más influyente.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y la canciller de Alemania, Angela Merkel, se encontraron por primera vez cara a cara en la Casa Blanca.

Se trata de dos personalidades de lo más diferentes. Como apunta Jenny Hill, corresponsal de la BBC en Berlín, él es extravagante, impulsivo y con una tendencia a una retórica que dispara las alertas en Berlín.

Ella es reservada, pragmática y medita cada decisión”.

Aunque según Trump, ambos “al menos” tienen “algo en común”: que sus comunicaciones fueron intervenidas por el gobierno de Barack Obama.

En el encuentro con la canciller alemana, el presidente estadounidense hizo referencia bromeando a sus infundadas acusaciones de que su antecesor intervino los teléfonos de la Torre Trump durante la campaña electoral y a la noticia de que hace unos años la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) espió las comunicaciones de la canciller alemana, según filtró en su momento WikiLeaks.

Donald Trump y Angela MerkelDerechos de autor de la imagenEPA
Image captionDurante la conferencia de prensa Trump bromeó sobre el hecho de que Merkel había sido espiada por EE.UU. durante el gobierno de Obama. La canciller respondió al comentario con cara de incomodidad.

Fiel a su estilo espontáneo, el comentario de Trump durante la conferencia de prensa conjunta provocó risas en la sala. Merkel, por su parte, quien estaba recibiendo la traducción en directo mediante un auricular, respondió con una mirada de intriga.

Esta semana el Comité de Inteligencia del Senado estadounidense descartó las acusaciones de escuchas telefónicas hechas por Trump contra Obama.

Cada uno con su agenda

Si bien este viernes los líderes de EE.UU. y Alemania estaban parados en el mismo estrado, “parecía que habitaban universos políticos diferentes”, dice Anthony Zurcher, corresponsal de la BBC en Washington.

Una vez más, Trump puso el foco en los temas en los que se centró su propia campaña electoral y que, “como recordó a los periodistas, lo llevaron a ganar la presidencia”, narra Zurcher.

El republicano habló de comercio, control migratorio, fortaleza militar y trabajos en la industria manufacturera.

Respecto a las políticas económicas, Trump negó que fuera un “aislacionista”: “Creo en el comercio libre y justo” dijo.

Y afirmó que Alemania consiguió acuerdos con EE.UU. que le favorecen y que su país debe hacer lo mismo.

COMPARTIR     Twittear Compartir