Polémica terapia de electroshock para tratar a niños con autismo

Polémica terapia de electroshock para tratar a niños con autismo

La terapia de electroshock, en la que una pequeña corriente o pulsación eléctrica pasa a través del cerebro y causa una convulsión, es empleada en Estados Unidos y otros países como un posible tratamiento para niños con autismo severo que sufren un trastorno de automutilación.

Esta terapia, también conocida por sus siglas TEC, se hizo famosa por la película de 1975 “One Flew Over the Cuckoo’s Nest” (“Atrapado sin salida”), protagonizada por Jack Nicholson.

Este filme, en el que un grupo de enfermos es torturado con esta práctica, dejó la creencia popular de que era una práctica inhumana.

La TEC alivia los síntomas, pero no es una cura. En EE.UU. esta terapia se ha estado usando y desarrollando en los últimos diez años.

“No sabemos exactamente por qué la terapia funciona en niños con autismo; lo que creemos es que probablemente regula los circuitos del cerebro que están desarticulados por culpa de este trastorno neurológico”, explicó Charles Kellner, director del Hospital Mount Sinai de la ciudad de Nueva York.

COMPARTIR     Twittear Compartir