¿Cómo poder evitar la ‘depresión blanca’?

¿Cómo poder evitar la ‘depresión blanca’?

La Navidad puede traer sentimientos de tristeza a personas de todas las edades. Tanto los medios de comunicación como el entorno más cercano quieren imponer que la persona sea feliz, ame a su familia, y que estas fiestas sean llenas de prosperidad de amor y de paz.

Suele ocurrir que, ante tal perspectiva, muchas personas sientan una gran angustia e impotencia debido a la realidad en la que viven. Los cambios afectivos que estos presentan se conocen como “depresión blanca o blues de navidad”.

“La depresión blanca” es el cambio anímico que ocurre en las fiestas, especialmente en las de navidad. No califica como una depresión mayor, pero en estos tiempos festivos los pacientes afectados cuentan con algunos síntomas depresivos: tristeza, insomnio, falta de sueño, disminución o aumento del apetito, ansiedad, estrés y baja autoestima.

Lee más:  Venta de pavo criollo en Piura se triplica por acercarse la Navidad

La persona afectada por la “depresión blanca o blues de Navidad”, añora una Navidad estereotipada. Es decir, tener a toda su familia, una mesa llena de comida y regalos en abundancia. El individuo no acepta la realidad en la que vive ocasionando que estas fechas lo estresen.

Por ello es recomendable evitar la soledad, que puede conllevar al uso de sustancias adictivas con la finalidad de no sentir el dolor de no celebrar una navidad como quisiera.

Además, debe involcrarse en actividades recreativas con otras personas que estén solas.

Asimismo, si nos afecta demasiado las fiestas navideñas en nuestra vida cotidiana, acudir a un especialista a fin de que nos brinde recomendaciones para afrontar este problema.□

Lee más:  El ambiente de la Navidad se siente en toda Piura

Datos

*“La depresión blanca” es el cambio anímico que ocurre en las fiestas, especialmente en las de Navidad.

* La persona afectada por la “depresión blanca o blues de Navidad”, añora una fiesta estereotipada. Es decir, tener a toda su familia, una mesa con comida y muchos regalos. El individuo no acepta la realidad en la que vive.

COMPARTIR     Twittear Compartir