Ojalá no sea otro caramelo

Ojalá no sea otro caramelo

La Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (ARCC) acaba de emitir un reglamento en el cual se establece la reducción de plazos para los procesos de reconstrucción en Piura. Es decir, que al transferirse el dinero a las unidades ejecutoras (Gore o municipios, etc.) estas tendrán ahora 18 días y no 30, para convocar a un proceso de selección y contrato con la empresa ejecutora.

Hasta aquí todo bien, como también lo es las partidas millonarias anunciadas desde el año pasado, pero de las cuales no ha llegado aún un sol a la región; pues la reconstrucción no empieza en Piura porque todos los parches y maquillaje que vemos en las calles son solo trabajos de rehabilitación. Los proyectos y obras de la llamada reconstrucción están a nivel de propuestas hasta que se reglamente la nueva ley de reconstrucción, lo cual acaba de darse.

Quiere decir, que a partir de ahora no hay justificación para tardar más las partidas prometidas, y de eso depende también la presión que puedan ejercer los congresistas, dirigentes y autoridades, hoy seguramente atareadas en su campaña política de reelección o rematando obras para justificar su paso por los municipios.


Escrito por: José Neyra Moncada
COMPARTIR     Twittear Compartir

José Neyra Moncada

José Neyra Moncada

Director de El Tiempo.