No todo debe ser cemento y fierro

No todo debe ser cemento y fierro

La agresividad compulsiva en las calles que se manifiesta en groseras provocaciones verbales y gesticulares; los constantes ataques físicos a la mujer; y las infaltables peleas callejeras entre choferes en su diaria lucha por pasajeros y el derecho de pase en las pistas, son solo un indicio de que la salud mental de los piuranos está en crisis, según lo reafirma el decano del colegio de Psicólogos de Piura.

Y como no lo van a estar si los transportistas hacen acróbacias en las pistas para esquivar huecos y al resto de conductores irresponsables, en medio de un caos interminable de vehículos en horas punta.

Como no se van a estresar si los peatones respiran polvo en las calles, mientras están en alerta permanente para no aparecer en las noticias de atropellados, asaltados, heridos o vejados.

Sin duda, Piura, tal y como está ahora no es una ciudad saludable para vivir, porque ni parques o plazas en buen estado hay para el esparcimiento familiar.

Por ello, no está mal la recomendación del decano para que en la reconstrucción también se “reconstruya” la salud emocional de los piuranos. Hay que apostar también por el ser humano, pues no todo es cemento, rocas y fierro.


Escrito por: José Neyra Moncada
COMPARTIR     Twittear Compartir

José Neyra Moncada

José Neyra Moncada

Director de El Tiempo.