Municipalidad de Piura podría dejar deuda de S/12 millones a la nueva gestión

Municipalidad de Piura podría dejar deuda de S/12 millones a la nueva gestión

El alcalde de Piura, Oscar Miranda y sus funcionarios aseguraron que no accederán al aumento de sueldos que exigen los sindicatos para no perjudicar a la próxima gestión.

Se exige un incremento de S/500 para 1.800 trabajadores, que implicaría hasta S/12.6 millones adicionales a los S/51 millones que gasta la comuna en personal. De acceder a la mitad del pedido, producto de la negociación, la comuna debería pagar S/6 .3 millones.

“La municipalidad tiene un enorme gasto corriente, no estamos en condiciones de atender la demanda de un aumento. Es inviable”, aseguró el alcalde Oscar Miranda.

En el mismo sentido se pronunció el gerente de Presupuesto, Luis Alama.

“Estoy de acuerdo con los derechos de los trabajadores, efectivamente los sueldos son bajos, pero también hay que ver las restricciones legales. No podemos ser irresponsables en dejarle una carga al nuevo gobierno local”, expresó Alama.

El funcionario dejó en claro que acceder al aumento dejaría un problema social al nuevo gobierno.

Más problemas

Otra demanda sindical es que se reconozca los beneficios para 200 trabajadores CAS que pasaron al régimen del decreto ley Nº 728.

“Son gastos adicionales a nuestro presupuesto que no podemos ejecutar. Son pedidos que implican 1 millón 500 mil soles y eso no lo hemos presupuestado e iríamos contra la ley”, aseveró Miranda.

Pese a ello, la autoridad edil reafirmó que seguirán en las negociaciones.

Irresponsables

Por su parte, el exdecano del Colegio de Economistas de Piura, Williar Hidalgo, calificó de “irresponsable” el pedido de incremento salarial en S/500.

“Es una irresponsabilidad lo que están pidiendo los sindicatos, porque si la comuna no tienen para pagar lo del día a día, cómo se va a comprometer para deberles más”, argumentó.

El economista aseveró que los sindicatos deberían ser conscientes del momento crítico que vive la comuna con la falta de recursos y recorte de fondos.

“Me gusta defender las causas justas pero en este caso no le veo sentido a esta huelga de los trabajadores municipales. La Municipalidad viene vendiendo activos como terrenos para cubrir las obligaciones porque llega julio y diciembre y no les pueden pagar las gratificaciones”, agregó Hidalgo.

Es preciso señalar que los dirigentes reclaman el aumento de sueldos por dos razones clave: el aumento de la canasta familiar en la ciudad y además porque no les suben el salario desde hace dos años.

 

Por: Frank García Guerrero

COMPARTIR     Twittear Compartir