La gestión de la dejadez

La gestión de la dejadez

Pareciera que en Piura las autoridades gobiernan y administran los bienes públicos de manera casi informal. Así se percibe al enterarnos que las 53 cámaras de “video vigilancia” quedaron obsoletas hace más de dos años. Sin contar que algunas quedaron inservibles a los dos años, por lo tanto, se dejó la seguridad a la deriva, mientras los piuranos creían que “eran vigilados” por el Serenazgo.

Y es esa informalidad la que también se aplica para la compra y mantenimiento de semáforos, muchos de los cuales no funcionan o tienen fallas. Pasa igual con las compactadoras para basura, cuya compra se hace solo cuando ya no dan más, en vez de hacerlo de manera programada y de acuerdo al tiempo de funcionamiento de cada equipo.

Es decir, es una constante en la administración pública el comprar equipos, vehículos y requerimientos, pero se olvidan del mantenimiento o su reemplazo al cumplir su vida útil. El problema empieza cuando dejan de funcionar y no hay reemplazo, mucho menos presupuesto disponible, con lo cual el servicio se vuelve inútil y afecta a los contribuyentes. Algo en lo que deben estar pensando también los candidatos.


Escrito por: José Neyra Moncada
COMPARTIR     Twittear Compartir

José Neyra Moncada

José Neyra Moncada

Director de El Tiempo.