¿Organizados para el saqueo?

¿Organizados para el saqueo?

A pesar de los controles y sanciones legales severas, los funcionarios públicos –unos más que otros-, se dan maña para pellizcar el presupuesto público “sin dejar huellas”, según ellos. La desarticulación de la red “Los lobiteños”, liderada nada menos que por la recién alcaldesa electa, con vasta experiencia en las triquiñuelas de la corrupción, así lo demuestra.

Para muchos conspicuos vecinos, esto explicaría la lucha despiadada que se libra en cada campaña electoral por llegar a una institución pública, pues no es vocación de servicio lo que prima sino la codicia por un “botín”. Lo grave es que en esa lucha no está solo el candidato; muchos quienes lo rodean tienen sus propias expectativas, unos bajo la figura de la alianza partidaria y otros con los negocios. Este es el modus operandi detectado, por lo que cada vez van cayendo más.

A puertas de una elección y escasos días del cambio de autoridades, el contralor general, Nelson Shack, recordó que es la población y los funcionarios quienes tienen un compromiso de lecha contra la corrupción, porque esta afecta la vida y el derecho de cada persona, además de comprometer el desarrollo de las empresas.


Escrito por: José Neyra Moncada
COMPARTIR     Twittear Compartir

José Neyra Moncada

José Neyra Moncada

Director de El Tiempo.