No solo es pereza del ciudadano

No solo es pereza del ciudadano

No es para reírse. Lo que ocurre hoy en la Av. Sánchez Cerro no solo es la pereza de algunos peatones que se niegan a caminar, o la aventura suicida de quienes quieren ahorrar tiempo trepando barandas o gateando por el piso para llegar al otro extremo de la pista, aun a costa de su propia vida y dignidad como persona.

Los sucesos en esta avenida es el reflejo de un problema mayor de lo que hoy acontece en nuestra sociedad en cuanto a las normas y prohibiciones que no se respetan; donde los valores, la cultura y el derecho de los demás están en riesgo, porque cada quien cree tener razón a hacer lo que quiere en la calle sin importarle el derecho a los demás y menos la autoridad de los funcionarios y gobernantes.

Los conductores en Piura se estacionan y conducen como quieren. Muchos vecinos ven las calles como el patio trasero donde arrojar la basura o llevar a las mascotas para hacer sus necesidades; hay puentes y cruceros peatonales que no se usan, porque el piurano camina y cruza por donde él quiere, y pobre de aquel que le diga lo contrario. Una campaña de valores y respeto a las normas y a los demás no estaría demás a ver si así logramos una mejor convivencia.


Escrito por: José Neyra Moncada
COMPARTIR     Twittear Compartir

José Neyra Moncada

José Neyra Moncada

Director de El Tiempo.