La difícil tarea de ejercer la autoridad

La difícil tarea de ejercer la autoridad

La apatía y el mal hábito de dejar hacer lo que se quiera en las calles de Piura, como ocurrió durante estos últimos cuatro años de la gestión Miranda, ha llevado a que el flamante alcalde provincial encuentre resistencia y rebeldía a la hora de tratar de hacer uso y ejercicio de la autoridad en Piura.

Ayer, el propio burgomaestre se enfrentó a la indolencia policial y hasta fue denunciado por abuso de autoridad al intentar que los efectivos destacados en la Plaza de Armas cumplan con su deber de imponer orden contra los conductores acostumbrados a estacionarse en las zonas rígidas, sobre los carteles de “Prohibido estacionar” como lo hacen los vehículos policiales. En el ordenamiento del Complejo de Mercados ocurre lo mismo con los ambulantes.

Los piuranos debemos entender que la convivencia en una ciudad no solo es preocuparse por su propio bienestar y seguridad, sino el crear condiciones y calidad de vida para todos practicando la tolerancia, la educación y, en especial, el respeto a los demás y a la ley; en este caso, las ordenanzas municipales. Para el alcalde Juan José Díaz será todo un reto, pero es necesario empezar por el orden y respeto.


Escrito por: José Neyra Moncada
COMPARTIR     Twittear Compartir

José Neyra Moncada

José Neyra Moncada

Director de El Tiempo.