El ‘Compromiso de Lima’ puso fin a encuentro de líderes

El ‘Compromiso de Lima’ puso fin a encuentro de líderes

Al término de la VIII Cumbre de las Américanas, los mandatarios de 15 países y el vicepresidente de EE.UU. Mike Ponce emitieron un pronunciamiento sobre la crisis de Venezuela.

La VIII Cumbre de las Américas terminó ayer con la firma del Compromiso de Lima, con el que los líderes latinoamericanos establecerán una mayor cooperación jurídica e institucional para combatir la corrupción.

La decisión fue aprobada a pedido del presidente Martín Vizcarra, durante la apertura de actividades de la sesión plenaria del encuentro internacional, que se celebró en el Centro de Convenciones de Lima.

Los representantes, encabezados por los 17 jefes de Estado y Gobierno presentes en la reunión, consideraron que “la prevención y el combate a la corrupción son fundamentales para el fortalecimiento de la democracia y el Estado de derecho” en sus países.

Entre otros compromisos, los países de la región apostaron por incrementar la cooperación jurídica orientada a combatir el soborno internacional, el crimen organizado y el lavado de activos, así como la recuperación de activos vinculados al delito.

Por otro lado, a pesar de la ausencia del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en la Cumbre de las Américas uno de los temas que se trató fue la crisis humanitaria que se vive en ese país de cara a las elecciones del próximo 20 de mayo.

“Argentina va a desconocer cualquier resultado que surja de las elecciones en Venezuela”, aseguró el mandatario Mauricio Macri, uno de los más críticos por Maduro, y que fue apoyados por otros mandatarios latinoamericanos.

Asimismo, los presidentes de los cuatro países miembros de la Alianza del Pacífico celebraron una reunión con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, para intensificar la relación con este estado asociado y promover su proceso de integración.

Preocupación por siria

Si bien Siria no fue uno de los temas que se trataron en la Cumbre de las Américas en Lima, el país -y sobre todo el ataque perpetrado por EE.UU., Francia y el Reino Unido- fue motivo de preocupación para los gobernantes asistentes.

El vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, advirtió que el Gobierno está “preparado” para volver a atacar Siria si es necesario y para defenderse de posibles represalias de Damasco o sus aliados.

La mayoría de funcionarios estuvieron de acuerdo con la intervención; no obstante Bolivia expresó su solidaridad con Siria tras recibir el ataque y a la vez llamó a cumplir las normas internacionales que evitan las violaciones a la paz en el mundo.

Cuba arremete contra EE.UU.

El ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, rechazó en el plenario de la VIII Cumbre de las Américas las “referencias insultantes a Cuba y a Venezuela” y la “actitud humillante hacia América Latina y el Caribe” del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, en ese mismo foro.

El canciller se expresó después de que Pence calificara a Cuba de dictadura y de secuestrar la libertad de los ciudadanos de la isla, entre otras críticas al gobierno de Raúl Castro.

 

COMPARTIR     Twittear Compartir