Jumanji: Bienvenidos a la jungla

Jumanji: Bienvenidos a la jungla
Jumanji: Bienvenidos a la jungla

Información de la película

En la era del reciclaje, es inevitable sentarse frente a secuelas, precuelas, remakes y esa clase de exhumaciones con el recuerdo de la película original en la cabeza: una inevitable comparación de la que seguramente la versión moderna saldrá mal parada. Sólo queda resignarse, entonces, a que la gloria pasada no volverá y rescatar lo que se pueda de la “nueva” aventura, aunque en general aun así el saldo sigue siendo negativo.

Esta Jumanji modelo 2017 no tiene ni una pizca del encanto de la que en 1995 protagonizó Robin Williams. El chiste de aquélla era que los obstáculos selváticos del juego de mesa -fieras, plantas carnívoras, monzones- se materializaban en el lugar donde se estaba jugando: una casona de un pueblo de New Hampshire. En esta suerte de continuación -que empieza en 1996 y sigue en 2016 en el mismo pueblo-,se invierte la premisa: los cuatro protagonistas quedan atrapados dentro del juego (que ahora es un videojuego), tal como le había sucedido en la original al personaje de Williams. Entonces, toda la acción transcurre en la selva, con lo cual esto tiene más olor a Indiana Jones que a Jumanji, de la que sólo quedan algunos guiños para entendidos.

Perdido ese efecto, aquí la gracia es otra: dentro del videojuego, los jugadores se transforman en avatares. Así, esos cuatro adolescentes arquetípicos -que, como en El club de los cinco, se conocen en la sala de castigo- adquieren nuevos cuerpos, opuestos a su personalidad. El nerd ahora es el héroe musculoso (The Rock); la traga antisocial, una suerte de sexy Lara Croft; el deportista, un petiso simpaticón; y la princesa superficial, un gordito amanerado (Jack Black).

Ese contraste entre cuerpo y alma es el sostén humorístico de la película. Y sí, hay algunos gags efectivos. Pero la aventura tiene un villano (Bobby Cannavale) desdibujado, y cae en baches causados por un exceso de diálogos explicativos: nada queda librado a la inteligencia del espectador. Y esa subestimación aburre.

Por Gaspar Zimerman

  • Clasificación:
    Apta para todo público
  • Género:
    Comedia, Aventura.
  • Dirigido por:
    Jake Kasdan.
  • Escrito por:
    Chris McKenna.
  • En los cines:
    Cineplanet Real Plaza, Cineplanet Piura, UVK Plaza de la Luna, Cinemark Open Plaza
  • Taquilla:
    110 millones de dólares
  • Tiempo de
    ejecución:
    119 minutos
  • Estudio:
    Sony Pictures, Columbia Pictures.

Críticas de cine

Una película familiar que te gustará aunque no tengas familia

"Este recurso tan propio de la comedia adolescente, el del personaje que acaba en un cuerpo ajeno, permite una relectura de 'Jumanji' que encaja además con una de las acepciones contemporáneas de la práctica lúdica: la de adoptar otras identidades, sea en realidad virtual, juegos de rol, videojuegos o incluso a través del 'cosplay'. El engranaje cómico por tanto inyecta una dosis de humor al 'Jumanji' del siglo XXI de la que no disponía el del pasado milenio y de paso apunta una tímida pero saludable reivindicación 'queer' en todo ello".

Eulalia Iglesias
Crítica de cine en El Confidencial

Nada como Spielberg

"La dirección de Kasdan entiende bien esto, con cuatro actores adultos interpretando adolescentes, pero por otro lado, resulta poco creativa en todo lo demás. Jumanji: Bienvenidos a la Jungla aparenta ser una producción cara, pero sus recursos visuales no resultan especialmente ingeniosos o sorprendentes. La cámara de Kasdan nunca llega a capturar poco más que lo que ocurre y las posibilidades de imitar la narrativa de un videojuego, con el desbloqueo de habilidades y la sucesión de misiones (ya sea de manera paródica o no) no acaban de cuajar adecuadamente en sus manos, haciéndonos añorar a Steven Spielberg".

Juan Manuel González
Crítico de cine en Libertad Digital

Una película adolescente

"Jumanji marcó a una generación de espectadores y esta secuela directa y tardía, Jumanji: bienvenidos a la selva, busca abrir su universo a un público nuevo sin calcar la original, algo que es de agradecer.

Uno de los aspectos que más llama la atención es que conjuga aspectos de los años 90 con una estética y ritmo más actual. Tenemos la clásica comedia adolescente que nos desplaza luego a una aventura de los juegos de cartucho de personajes estereotipados y entre las "pantallas" que hay que pasar tenemos claros guiños a Indiana Jones o a La momia, además de detalles de la cinta original que agradecerán los más atentos".