Extraordinario

Extraordinario
Extraordinario

Información de la película

El director de Las ventajas de ser invisible y su elenco se lucen con un drama irresistible: el arte de hacer llorar.

 El Hombre ElefanteMáscaraEl fantasma de la óperaLa Bella y la BestiaEl jorobado de Notre Dame… El cine se ha acercado muchas veces a las historias de personajes con algún tipo de deformidad para reflexionar sobre los prejuicios, las resistencias y hasta la violencia que genera todo aquello que a primera vista es “distinto” en una sociedad poco dispuesta al respeto, la tolerancia y la convivencia.

En esta transposición de la exitosa novela de R.J. Palacio coescrita y dirigida por Stephen Chbosky (Las ventajas de ser invisible) el protagonista es Auggie Pullman (Jacob Tremblay), un niño de diez años con deformidad facial congénita (Síndrome de Treacher Collins) y 27 operaciones a cuestas que -tras ser educado en su hogar por su abnegada madre Isabel (Julia Roberts) y con un aporte secundario de su simpático padre Nate (Owen Wilson)- sale por primera vez al mundo real al ingresar al quinto grado de una escuela primaria de Brooklyn.

Lee más:  Coco

Auggie es un chico como tantos otros que ama la saga de Star Wars, sueña con ir a la Luna, es un experto en ciencias y en Minecraft y juega en su X-Box, pero varios de sus nuevos compañeros no están dispuestos a aceptarlo fácilmente y el bullying pasará a ser una de las cuestiones centrales del film, que -dividido en episodios- narrará los hechos desde los puntos de vista de él (con sus intentos de encontrar amigos), de sus padres, de su hermana adolescente Via (Izabela Vidovic) y hasta de una amiga de ésta llamada Miranda (Danielle Rose Russell).

Tragicómico, agridulce, Extraordinario es un auténtico tearjerker, ese tipo de films que apuestan a la risa y sobre todo al llanto, a la emoción más pura y genuina. Lo hace en varios de sus pasajes con sólidos recursos, aunque la multiplicación de situaciones (desde las del propio Auggie que incluyen una salida a un campamento escolar hasta las de Via con una puesta teatral) y el por momentos abrumador uso de la voz en off infantil dispersan un poco la atención.

Lee más:  Suburbicon: Bienvenido al paraíso

Dirigida con nobleza y protagonizada con convicción, talento y sensibilidad tanto por los intérpretes adultos como por los queribles niños y adolescentes, se trata de una película conmovedora -no apta para espíritus cínicos- que, más allá de su corrección política y de su espíritu concientizador, supera por mucho los resquemores que la mera lectura de su sinopsis podría generar. Eso sí, preparen los pañuelos.

  • Clasificación:
    Apta para todo público
  • Género:
    Drama.
  • Dirigido por:
    Stephen Chbosky.
  • Escrito por:
    Stephen Chbosky.
  • En los cines:
    Cineplanet Real Plaza, Cineplanet Plaza del Sol, UVK Plaza de la Luna, Cinemark Open Plaza
  • Taquilla:
    $37 500 000
  • Tiempo de
    ejecución:
    113 minutos
  • Estudio:
    BF París.

Críticas de cine

Una película armoniosa

La cinta busca el equilibrio perfecto entre la comedia y el drama, sin saturarse ninguno de aquellos recursos manteniendo el tono del texto original. Los lectores seguramente encontrarán algunas diferencias con el libro , aunque más bien se trata de una simplificación de los hechos , algo que resulta necesario para su adaptación cinematográfica.

Daniel Alvarez
Autor en La Butaca Web

Vale la pena verla

Resulta un acierto del guión que la mirada esperanzadora y redentora no sólo se pose sobre Auggie sino también sobre el resto de los personajes que dan batalla, cada uno a su manera, contra una realidad hostil.

Peleas, romance interracial y el viaje de un héroe que cambia las vidas de todos es motivo suficiente como para acercarse al cine.

Fernando Alvarez
Crítico de cine en Clarín

El melodrama navideño del año

Resulta que una película que discute los prejuicios se basa en prejuicios a la hora de retratar a los personajes secundarios. Demasiado cliché para mi gusto. Sin embargo, lo que sí es aplaudible es el 'casting' elegido por Chbosky, con actores representativos de la diversidad étnica de Estados Unidos sin que sus tramas personales respondan a su condición racial.

La película acaba sucumbiendo al sentimentalismo facilón, al edulcoramiento premeditado y cómodo donde impera la ley del "al final todo saldrá bien" y el "no importa lo que digan los demás, tú eres especial".
Top