Patriotismo y nacionalismo

Patriotismo y nacionalismo

Cataluña ha proclamado su independencia y producido un desmadre en España, y en la Unión Europea. Aunque latente en otras realidades, actitud inaudita en tiempos de globalización, más cuando se trata de ciudadanos que comparten religión, historia e idioma, especialmente como declaró Joaquín Sabina: “Estoy radicalmente en contra de alguien que quiera hacer una patria más pequeñita teniendo una tan grande”. Irresponsable iniciativa que no evaluó el daño que le causaría a su población de lograr su cometido.

David Brading, en “Los orígenes del nacionalismo mexicano”, diferencia el patriotismo, “orgullo que uno siente por su pueblo o la devoción que siente por su país”, del nacionalismo, “expresión de una reacción frente a un desafío extranjero (o considerado como tal), sea cultural, económico o político”, y a través del cual se busca la reivindicación de una “historia pura”, mediante una retórica patriótica (patriotera, diría), fomentada por quienes buscan mantener su prosperidad y estatus. Difícilmente existe un país sin influencia externa alguna, y que pueda superar sus estándares actuales a través de una senda individualista. Coincido con Sabina que “el nacionalismo es uno de los mayores males que ha sufrido Europa”, considero que la humanidad. Tras él, aterrizan el fanatismo y la intolerancia. Lo hemos vivido, recientemente, con un gobierno que usó ese título.

Lee más:  Mejor mañana...

En el siglo XVIII, Henri Gregoire escribía que “cualquiera que supiera repetir con énfasis las palabras ‘superstición’, ‘fanatismo’, se consideraba inteligente”. Las naciones que establecieron su destino manifiesto en base al purismo encuentran dificultades de relacionamiento con el mundo. Imaginemos que una urbanización con pobladores de elevados recursos decida, en base a un seudorreferendo, convertirse en nación. Retornaríamos a la sinrazón y la ley del más fuerte. Por ello, en el Perú debemos aceptar que nuestro destino manifiesto es la diversidad. 


Escrito por: Carlos Ginocchio Celi
COMPARTIR     Twittear Compartir

Carlos Ginocchio Celi

Carlos Ginocchio Celi

Administrador de Empresas de la Universidad de Piura. Es gerente general de Agrobanco y tiene más de 35 años de experiencia en Gestión de Desarrollo.