Nueva retirada masiva de leche infantil en Francia y el mundo

Nueva retirada masiva de leche infantil en Francia y el mundo

París. El grupo francés Lactalis anunció este jueves la retirada de 720 lotes de leche infantil y otros productos por riesgo de contaminación con salmonela, dos semanas después de haber retirado 625 lotes.

“Se ha tomado la decisión de ampliar la retirada al conjunto de productos infantiles y nutricionales fabricados o envasados en nuestra planta de Craon (oeste de Francia) desde el 15 de febrero del 2017”, informó en un comunicado el líder mundial de los productos lácteos, precisando que la operación se realiza en el mercado francés y en el internacional.

La retirada concierne a los “productos de las marcas Picot (leche en polvo y cereales infantiles), Milumel (leche en polvo y cereales infantiles) y Taranis (mezcla de aminoácidos en polvo destinados al tratamiento de patologías)”, precisó Lactalis.

“Sabemos ahora que una contaminación se introdujo en nuestra fábrica de Craon a raíz de unas obras realizadas durante el primer semestre del 2017”, informó la empresa.

El volumen de los productos concernidos por esta retirada masiva representaría miles de toneladas. Pero el grupo Lactalis, conocido por su discreción -no publica sus cuentas- no quiso dar ninguna cifra.

“Es enorme”, dijo simplemente a la AFP el director de comunicación del grupo, Michel Nallet, quien admitió que es posible que una parte de los productos en cuestión hayan sido ya consumidos.

La dirección decidió suspender toda la producción de la fábrica el 8 de diciembre para proceder a una limpieza profunda de las instalaciones. Unos 350 empleados se verán afectados por esta medida, indicó a la AFP un portavoz del grupo.

Con esta decisión de retirar los lotes, Lactalis aplicó “el principio de precaución máxima”, declaró Jehan Moreau, director de la Federación nacional de la industria lechera, que representa a todos los productores del sector.

La agencia de salud pública francesa indicó el lunes pasado que pudo identificar a 23 bebés que consumieron leche fabricada en la fábrica de Craon, contaminadas con salmonela. Una docena de los recién nacidos fueron hospitalizados pero ya fueron dados de alta y “están bien”, precisó el organismo.

Quentin Guillemain, padre de una niña de tres meses que consumió una de las leches infantiles afectadas y una asociación de consumidores anunciaron el lunes haber presentado demandas contra Lactalis en el marco de este caso.

Lactalis indica que aplica un principio de precaución. ¿De qué principio de precaución se trata cuando se encontró salmonela en toda la fábrica”, dijo Guillemain, en nombre de una asociación de familias de víctimas.

 

Vía: AFP

COMPARTIR     Twittear Compartir