No llueve, pero tampoco “chorrea”

José Neyra Moncada

Hola, buenos días

Por José Neyra Moncada
No llueve, pero tampoco “chorrea”

A propósito de la renuncia de Pablo de la Flor, el estancamiento o anulación de las obras de rehabilitación, ya sea por la ineficiencia de los funcionarios o por temor a meter la pata, no solo afecta la salud mental y la calidad de vida de los piuranos, sino también amarra la economía regional y nacional, generando preocupación en el gobierno y en el sistema financiero.

El presidente de Asociación de Bancos (Asbanc), Oscar Rivera, afirma que la banca nacional no esconde su preocupación por la paralización de obras de reconstrucción y de proyectos importantes para el país, los cuales siguen en espera, generando impaciencia en la población que espera beneficiarse con la demanda de servicios, consumo interno o trabajo.

Lee más:  La Fiscalía solicita prisión para vigilantes implicados en robo de 158 mil soles

Y el estancamiento no solo se debe a los tediosos y complicados procesos de licitación sino también al temor de los funcionarios que no se arriesgan a sacar las obras por el temor al error y de ser sancionados por los órganos de control, o despedidos.

Por ello, se hace necesario que el Estado intervenga, no solo para ejecutar directamente las obras, sino para facilitar los procesos y se dé agilidad al inicio de obras y con ello a la economía regional.


Escrito por: José Neyra Moncada
COMPARTIR     Twittear Compartir

José Neyra Moncada

José Neyra Moncada

http://eltiempo.pe

Director de El Tiempo.