Mover la roca (la inercia educativa)

Mover la roca (la inercia educativa)

En la introducción de “Moving the Rock” (2017), Grant Lichtman sistematiza sus reflexiones luego de innumerables encuentros con educadores y otros actores educativos de los Estados Unidos y más de 50 países del mundo.

Dice que el deseo transversal de los padres es que sus hijos sean felices y exitosos para lo cual la educación es clave, aunque ésta está atascada en los paradigmas del siglo XIX. Este sistema no fue diseñado para producir resultados equitativos para todos, ni para confrontar a los alumnos con los retos del siglo XXI.

Sugiere dejar de dar vueltas en torno a las fuerzas que frenan la educación y crear un tsunami en torno a grandes y audaces soluciones que ya se ensayan en el mundo pero no se escalan. Hay que entender que las soluciones clásicas sobre qué hacer ya no tienen sentido ante la evidencia de insatisfacción que nos deja el paso del tiempo.

La buena intención de pagarle más a los profesores o despedir a los que no trabajan bien, construir más escuelas, alargar el día escolar, cambiar los estándares de aprendizaje, agregar más pruebas o quitarlas, no han movido la aguja del progreso escolar hacia adelante.

Ninguna transformación ocurrida en la historia se ha dado de modo parejo en toda la civilización. Siempre ha habido la vanguardia y los tardíos. Generalizar la revolución agraria tomó 10,000 años, la industrial 200 años, y la de la inteligencia artificial en curso está a menos de una generación de distancia.

Sugiere prestar atención a la educación de avanzada ya existente o la que prevén los expertos para expandirla, lo que implica profundidad de aprendizajes más que superficialidad, aprendizaje estudiante- centrado en vez de profesor-centrado, saber cuestionar y preguntar más que contestar, comprender más que acumular conocimientos. Debemos girar de cómo se enseña a cómo se aprende, a convertir a los colegios en instituciones que aprenden, y a girar de la transacción de conocimientos hacia las interacciones entre estudiantes y profesores, entre pares y entre ellos y el aprendizaje.

En suma, hay que mover hacia arriba una enorme roca constituida por la inercia del sistema. Esta se vencerá solamente si hay otras fuerzas más poderosas que las inercias, capaz de mover la roca hacia adelante.


Escrito por: León Trahtemberg
COMPARTIR     Twittear Compartir

León Trahtemberg

León Trahtemberg

Educador y columnista de diversos medios de comunicación. Es miembro del Consejo Nacional de Educación desde el año 2002. Ha publicado 16 libros sobre Educación Peruana.Recibió las Palmas Magisteriales en grado de Amauta, máxima condecoración otorgada por el Ministerio de Educación del Perú (2001).