Poligamia en Marruecos: Ministro intenta casarse con segunda mujer 30 años más joven que él

Poligamia en Marruecos: Ministro intenta casarse con segunda mujer 30 años más joven que él

Una historia de “amor”, de poligamia, entre un ministro de 62 años y una fisioterapeuta 30 años más joven. Y un país, Marruecos, que poco a poco da la espalda a una práctica amparada en el Código de Familia.

Todo comenzó hace poco más de dos meses, día antes del comienzo del Ramadán. Mohamed Yatim, ministro de Empleo de Marruecos, cayó enfermo y estuvo unas semanas convaleciente en su casa. El político del Partido Justicia y Desarrollo (PJD) necesitó asistencia domiciliaria. Y una joven fisioterapeuta acudió diariamente a tratarle.

El diario digital ‘alyaoum24.com’ cuenta que el ministro se enamoró y le pidió matrimonio. Ella aceptó. En cambio, su primera esposa, se opuso a este segundo enlace.

Porque en Marruecos, la ‘Mudawana’, el Código de Familia, permite la poligamia del hombre: puede tener hasta cuatro esposas. Aunque, en su última reforma en 2004, se restringió está práctica. Ahora sólo se puede hacer siempre que la primera esposa otorgue su consentimiento por escrito.

La mujer del ministro de Empleo se negó a que su marido se casara de nuevo. Tras saltar la noticia, las redes sociales lo convirtieron en polémica cargando duramente contra Yatim y el idilio que mantiene el PJD con la poligamia. Hace año y medio, el que fuera líder islamista del partido, Abdelilah Benkirán, entonces presidente del gobierno marroquí, dejó una declaración a un semanario saudí que no sentó nada bien dentro del reino: “El hombre que diga no desear la poligamia, miente”.

Ante las críticas por la noticia de la fallida petición de Yatim, desde el PJD han enviado un comunicado defendiendo que para un segundo matrimonio polígamo se requiere un largo proceso administrativo que el ministro aún no ha comenzado. “Si realmente tiene la intención de casarse con una segunda esposa, él confirmará esta información y la anunciará públicamente”, dice el escrito.

Hace tres años, dos ministros del PJD, dimitieron por otro escándalo de poligamia. El Habib Choubani, ministro de Relaciones con el Parlamento y la Sociedad Civil, que estaba casado, anunció su matrimonio con otra ministra, Soumia Benkhaldoun, que estaba divorciada. La primera esposa de Choubani le había dado el consentimiento. Parte del Gobierno y de la opinión pública no dieron el visto bueno al enlace, y ambos ministros dejaron su puesto.

Según fuentes del ministerio de Justicia marroquí, cada año se celebran en el reino cerca de 800-900 matrimonios polígamos. En cambio, no hay cifras oficiales desde 2013, cuando se contabilizaron 787 casos.

Vía El Mundo

COMPARTIR     Twittear Compartir