El Tiempo

Los medios digitales también fortalecen la democracia

Hace unos días llegó a Lima, gracias la Fundación Gustavo Mohme Llona y con el apoyo de la Fundación Telefónica, Mauricio Jaramillo, especialista colombiano en periodismo digital, quien ofreció una charla sobre los nuevos emprendimientos periodísticos en Internet.

El eje de su intervención giró en torno a la contribución de los nuevos medios digitales en el fortalecimiento de la democracia en América Latina. En ese sentido destacó el trabajo que realiza Silla Vacía, un medio digital colombiano que con pocos recursos ha logrado hacer un buen periodismo independiente y con agenda propia.

También lamentó la situación que vive Venezuela, un país donde los medios tradicionales tienen muchas restricciones. Pese a ese contexto, los medios digitales tienen una mayor libertad y en esas circunstancias ha logrado destacar el portal Efecto Cocuyo, referente del periodismo serio en la región.

Este es un claro ejemplo de cómo un medio digital, pese a trabajar en un país con una gran crisis política y con mucha injerencia hacia la prensa, sabe salir adelante.

Mauricio Jaramillo también resaltó el trabajo realizado por Chequeado, de Argentina, que ha hecho de la verificación de datos, una herramienta valiosa para hacer periodismo de profundidad.

Asimismo, refirió el trabajo de los medios peruanos Ojo Público y Convoca, que han realizado profundos trabajos de investigación periodística en el país, en temas ligados a la corrupción. Cuando la sociedad se informa mejor sobre temas relevantes de interés público, entonces los medios digitales contribuyen a la democracia.

Cuando se le preguntó al especialista sobre las formas de financiar un emprendimiento periodístico digital, mencionó que la publicidad no debe ser la única fuente de financiamiento. Hoy en día, los nuevos medios digitales están usando otras formas innovadoras de generar ingresos para el sostenimiento de su proyecto.

En ese sentido, aseveró que los medios digitales también pueden apostar por capacitar a sus audiencias, al crownfunding, y a la sindicación, generando contenidos que los grandes medios pueden comprar.