Los 7 mitos más extendidos sobre el cáncer al pulmón (y por qué son falsos)

Los 7 mitos más extendidos sobre el cáncer al pulmón (y por qué son falsos)

En 1986 murió mi padre cuando tenía 8 años de edad. Diagnóstico: Cáncer de pulmón. Con solo 47 años mi viejo dejó este mundo, después de operaciones, sesiones de quimioterapia y baños de cobalto. Fumaba regularmente y eso le pasó factura.

Hoy se celebra el Día Mundial del Cáncer al Pulmón, uno de los tumores más frecuentes en el mundo, con una incidencia de casi dos millones de casos anuales.

A pesar de que anualmente fallecen más personas por culpa de estos tumores malignos que por la combinación de cáncer de mama, colon y próstata, esta enfermedad sigue siendo una gran desconocida. Hoy repasamos los 7 mitos más extendidos sobre esta patología.

Mito #1: Solo los fumadores tienen cáncer de pulmón

Cuando era chico y me preguntaban qué pasó con mi viejo, la explicación más lógica era decir que era por que fumaba. Pero esta no es la única causa para sufrir de cáncer de pulmón. Las personas que no fuman también pueden sufrirlo.

Según un estudio publicado en la revista Clinical Cancer Research, “el cáncer de pulmón también sucede, a tasas sorprendentemente altas, en personas que nunca fuman durante su vida. De hecho, el cáncer de pulmón en individuos no fumadores se encuentra entre las principales causas de mortalidad relacionadas con los tumores”.

Los factores de riesgo que debemos tener en cuenta son: como la exposición a humo ambiental, al radón y al asbesto o mutaciones genéticas que pueden aumentar la predisposición a desarrollar esta enfermedad.

Lee más:  "El Puma" en cuidados intensivos tras doble trasplante de pulmón

Mito #2: Este cáncer es el único relacionado con el tabaco

Si fumas, cuidado, porque te puede dar cáncer al pulmón. Pero el cigarrillo no solo se asocia únicamente a esta enfermedad.

Así lo confirman entidades como el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, que recuerda que el consumo de cigarrillos —por pocos que fumemos— se relaciona con la aparición de neoplasias en la laringe, la boca, el esófago, la garganta, la vejiga, el riñón, el hígado, el estómago, el páncreas, el colon, el cuello uterino, el recto o la leucemia mieloide aguda.

Mito #3: Dejar el tabaco no reducirá el riesgo

La buena noticia es que el abandono del tabaco tendrá un beneficio inmediato en nuestra salud. Dejar de fumar trae consigo una reducción del riesgo de enfermedades cardiovasculares, respiratorias y oncológicas, una mejora en la agilidad y el rendimiento deportivos, una recuperación en los sentidos del olfato y del gusto, una disminución del mal aliento o del amarilleamiento de las piezas dentales y de los dedos.

Pero ojo, si eres un fumador frecuente, los riesgos médicos de contraer cáncer al pulmón se van reduciendo de forma progresiva. Recién a los 10-15 años el riesgo de tener un cáncer de pulmón es similar al de los no fumadores.

Lee más:  "El Puma" en cuidados intensivos tras doble trasplante de pulmón

Mito #4: Es un cáncer mayoritariamente masculino

Según datos publicados en España, este tipo de cáncer ha duplicado su incidencia en mujeres en los últimos cinco años. Los tumores pulmonares fueron los terceros más diagnosticados en hombres en nuestro país con 22.430 casos, mientras que en el caso de las mujeres, el número ascendió a 5.917 durante el mismo período de tiempo.

A pesar de que hay más varones que padecen cáncer de pulmón, el número de defunciones femeninas entre 2003 y 2012 prácticamente se duplicó (pasó de 7,6 a 11,6 por 100.000 mujeres) por culpa del aumento del consumo de tabaco en épocas anteriores.

Mito #5 El humo de terceros no afecta a mis pulmones

Estar expuesto a un ambiente de fumadores también afecta a los pulmones. Aunque una persona no fume, exponerse al humo producido por otros individuos será peligroso, ya que estará recibiendo sustancias tóxicas que están en el ambiente y que aumentarán la probabilidad de irritar o dañar sus pulmones, incrementando el riesgo de patologías como el cáncer de pulmón, pero también otros trastornos como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Mito #6 El tabaco es el único factor de riesgo

Como hemos adelantado, el consumo de tabaco se asocia con una gran proporción de casos de cáncer de pulmón. Sin embargo, no es el único factor de riesgo.

Lee más:  "El Puma" en cuidados intensivos tras doble trasplante de pulmón

La exposición al humo ambiental de otros fumadores o a tóxicos como el radón y el asbesto, así como a la contaminación del aire, también puede influir en la aparición de este tipo de tumores. En este último caso, se cree que vivir en ciudades con mucha polución incrementa un 50% el riesgo de cáncer de pulmón, por lo que la Organización Mundial de la Salud la calificó como “carcinógena para el ser humano”.

Mito # 7 Los tumores pulmonares son sinónimo de muerte

A pesar de que el cáncer de pulmón presenta una alta mortalidad, la investigación ha permitido que en los dos últimos años haya habido más avances contra estos tumores que en las recientes cuatro décadas.

A día de hoy conocemos mejor que nunca las bases moleculares de la enfermedad, avanzando en la determinación de biomarcadores relacionados con subgrupos de pacientes con pronósticos diferentes, por ejemplo. Además, se ha mejorado sustancialmente el diagnóstico precoz con técnicas endoscópicas y de imagen, estudiando incluir otras herramientas como la secuenciación masiva y la biopsia líquida para su detección.

Recientemente también se ofrecen tratamientos personalizados y se trabaja para desarrollar fármacos más precisos y con menos efectos secundarios. La investigación contra el cáncer de pulmón continúa para lograr algún día que deje de ser una enfermedad mortal.

Por Juan Carlos Villacorta, con información de Hipertextual

COMPARTIR     Twittear Compartir