Londres, París y Bruselas, agobiados por el terrorismo

Londres, París y Bruselas, agobiados por el terrorismo

Una nueva explosión se registró este martes, esta vez en la estación central de trenes de Bruselas, tras la cual las fuerzas de seguridad dispararon a un hombre y consideraron el hecho como un “ataque terrorista”, según Eric Van Der Sypt, portavoz de la fiscalía federal belga.

El incidente se produjo dos días después de que un hombre arrolló a fieles musulmanes que salían de una mezquita de Londres, y de que otro individuo, que supuestamente había jurado lealtad al grupo yihadista Estado Islámico, embistió un vehículo de la policía en París el lunes.

El vocero del ministerio público belga encargado de investigarlos casos de terrorismo explicó que “se produjo una pequeña explosión en la Estación Central”. “Los militares presentes en la escena neutralizaron al sospechoso inmediatamente después de la explosión”, agregó Van Der Sypt, que no pudo “confirmar si el autor está vivo o muerto”.

Según el portavoz, el hombre, cuya identidad se desconocía este martes, continuaba en la estación de trenes.

Lee más:  Pelea entre escolares termina en ataque con un vidrio en colegio de Cusco

Nicolas Van Herrewegen, empleado de la SNCB, la compañía de ferrocarriles de Bélgica, indicó que el sospechoso gritó ‘Alá Akbar’ (Alá es grande) antes de “hacer explotar una maleta con ruedas” en el “entresuelo” de la estación.

“Hubo pánico y la gente se echó a correr por las vías”, explicó Arnaud Reyman, portavoz de Infrabel, el concesionario ferroviario.

Atacante de París

En otro frente, más detalles se revelaron este martes sobre Adam Djaziri, el hombre de 31 años que embistió con su vehículo un carro de la policía en la avenida de los Campos Elíseos, en París, y que murió en el incidente.

Lee más:  PPK viajará a Argentina y enfatizará cooperación económica

Se encontró que Djaziri guardaba en su domicilio un “arsenal de armas” que le fueron incautadas, incluyendo dos pistolas y un fusil de asalto del tipo Kalashnikov.

Además, el atacante tenía licencia de armas pese a estar fichado por pertenecer a medios islamistas radicales.

También se destapó que había dejado una carta-testamento en la que juraba lealtad al jefe del grupo Estado Islámico (EI), Abu Bakr al Baghdadi, según informó este martesuna fuente próxima a la investigación.

En la carta, dirigida a su cuñado, el sospechoso afirmó haber jugado un “doble juego” al reunir un arsenal, en principio para la práctica de ese deporte, con la intención de cometer un atentado, precisó la fuente.

Lee más:  Egipto: Ataque terrorista en mezquita deja más de 230 muertos

Aludiendo al hecho de que el sospechoso tuviera armas pese a estar fichado, el primer ministro francés, Édouard Philippe, admitió que “nadie puede sentirse satisfecho por ello”.

De hecho, esta semana se presentará un proyecto de ley antiterrorista en Francia.

Por otro lado, este martes se reveló que Darren Osborne, autor del ataque terrorista cometido el lunes al lado de una mezquita de Londres, es un británico desempleado de 47 años, con supuestos “problemas mentales”, que tuvo conflictos con sus vecinos por motivos racistas, según revelaron medios locales.

La familia del agresor, por su parte, se confesó “conmocionada” y “destrozada” ante lo ocurrido y señaló que el hombre no es un racista, sino que sufría problemas psicológicos.

Vía: EFE

COMPARTIR     Twittear Compartir