Lo que toca hacer tras el debate de vacancia

Lo que toca hacer tras el debate de vacancia

Diversos analistas han advertido que, a pesar del resultado adverso para el fujimorismo, el aprismo y un sector de la izquierda, y la pírrica victoria del oficialismo, la crisis política no es un capítulo superado. ¿Qué debe hacer el Poder Ejecutivo para encarar los difíciles tiempos que se avecinan?

Hay quienes proponen a Kuczynski insistir en el diálogo con la oposición naranja y deponer cualquier ánimo confrontacional. La lógica de esta idea es que la gobernabilidad no puede sucumbir por los apetitos mezquinos de cada grupo, sino que debe sostenerse gracias al consenso político, una especie de pacto ético y multipartidario que permita superar la página y darle un rango superior a cualquier intento de profundizar la democracia y la institucionalidad. ¿Esto es táctico?

Lee más:  Sullana: Incendio arrasa con seis viviendas la noche de año nuevo

El gran error del Ejecutivo -y del mandatario en particular- ha sido confiar demasiado en las presuntas “buenas intenciones” de Fuerza Popular; algo que ningún político debe olvidar es que una de las caras de esta actividad es el conflicto y la lucha para ocupar posiciones cada vez más preponderantes y decisivas.

El diálogo con los partidos políticos -e, incluso, la conformación de un nuevo gabinete de “ancha base”, de “consenso”- es base del sistema democrático, pero también lo es la prudencia y la búsqueda de espacios alternativos de consenso.

El resultado del debate por la vacancia demostró la poca cohesión al interior del partido de Keiko Fujimori, y ese sector disidente puede ser incorporado por el oficialismo, junto a otras bancadas afines, bajo el rótulo de “gobernabilidad”, reforzándose frente a la debilitada oposición.

COMPARTIR     Twittear Compartir