¿Le pisaron la cola al mismo diablo?

¿Le pisaron la cola al mismo diablo?

La decisión del fiscal José Domingo Pérez, con el visto bueno del juez Richard Concepción Carhuancho, de allanar ayer dos locales de Fuerza Popular, además de despertar la ira de los fujimoristas, ha dejado la sensación de ser, en efecto, una revancha esperada tras las acusaciones de FP contra el fiscal de la Nación.

Lo cierto es que esta medida, que sacó de su ostracismo a la propia lideresa de FP, Keiko Fujimori, no pasa de ser un show mediático porque la lógica nos indica que es difícil, o casi imposible, que dentro los locales políticos se guarden documentos que involucren al movimiento con los pagos de Odebrecht, con lo cual se fortalece la tesis de la represalia fiscal.

Sin embargo, lo preocupante de esta situación está por venir. Solo bastaba ver el rostro rabia y las frases de advertencia de Keiko, y el séquito de sus congresistas, quienes se preparan para dar batalla por haberlos “tratado como una vendetta”, según Lourdes Alcorta.

Si no hay un llamado a la serenidad de parte de los líderes políticos, los fujimoristas que creen gobernar, podría poner de cabeza la estabilidad del país y el ya inestable clima político, en el cual está incluso la cabeza de PPK.


Escrito por: José Neyra Moncada
COMPARTIR     Twittear Compartir

José Neyra Moncada

José Neyra Moncada

Director de El Tiempo.