Un informe a la medida de Alan y de Keiko

Un informe a la medida de Alan y de Keiko

Suspicacia ha generado el cuestionado informe Lava Jato –se esperarse- expuesto por la presidenta de la comisión, Rosa Bartra, en el pleno del Congreso. En dicho informe no se toca a Keiko Fujimori bajo el criterio que ella no era funcionaria pública. Tampoco se involucra a Alan García, el eterno ‘inocente’ porque a pesar de toda la investigación ‘imparcial’ no se le encontró culpabilidad alguna.

Haciendo memoria, Odebrecht estuvo en el Perú en los 80, en el primer gobierno de Alan, cuando construyeron la central hidroeléctrica de Charcani. Luego llegaron más empresas brasileñas que se han mantenido hasta la fecha. Lo raro es que solo ‘sobornaron’ o se portaron mal con Toledo, Humala, Alberto Fujimori y Villarán, pero no con Alan, a quien –parece- va para santo, tanto así que le regalaron un Cristo para Lima.

Se sabe que el modus operandi de los brasileños era el mismo en todos los gobiernos, por ello resulta risible el cuestionado informe y deja más dudas que aclaraciones porque es inconcebible que la coima de US $ 6,7 millones que pagó Odebrecht por el Metro de Lima la haya cobrado ‘otros’, pero Alan ni enterado, como sí lo estuvo en el primer tramo del tren eléctrico.


Escrito por: José Neyra Moncada
COMPARTIR     Twittear Compartir

José Neyra Moncada

José Neyra Moncada

Director de El Tiempo.