El hombre de “sangre mágica” que salvó a 2,4 millones de bebés

El hombre de “sangre mágica” que salvó a 2,4 millones de bebés

Cuando James Harrison tenía 18 años fue sometido a una cirugía mayor en 1951 y los médicos descubrieron que tenía “sangre mágica”.El Servicio de Donación de Sangre de la Cruz Roja Australiana calcula que Harrison, en el curso de su vida, ayudó a salvar la vida de unos 2,4 millones de bebés.

Según el diario Sydney Morning Herald, Harrison realizó 1.172 donaciones: 1.162 del brazo derecho, 10 del brazo izquierdo.

Los médicos encontraron que la sangre de este australiano contenía un raro anticuerpo con el cual se podía crear un tratamiento para salvar vidas. Más específicamente, vidas de bebés que sufren la enfermedad hemolítica del recién nacido o EHRN.

El EHRN es un trastorno en el que la madre durante el embarazo produce anticuerpos en la sangre que destruyen los glóbulos rojos del feto. Llamado también “el hombre con el brazo de oro” Harrison se dedicó a donar sangre y plasma de forma regular durante más de seis décadas.

El viernes pasado fue su última vez que donó sangre por tener 81 años.

COMPARTIR     Twittear Compartir