Editorial: La tarea de la segunda vuelta

Editorial: La tarea de la segunda vuelta

La anunciada segunda vuelta en las elecciones regionales nos impone una tarea como ciudadanos: informarnos mejor acerca del perfil de los candidatos, profundizar en las propuestas, dejar de lado otros criterios extrapolíticos que fueron la constante de la primera vuelta, y conducir nuestra decisión electoral mirando hacia la región.

En otras palabras, es preciso que asumamos con responsabilidad nuestro deber ciudadano, tomar las riendas de los destinos regionales y legar con confianza nuestro patrimonio común; votar por alguien no es solo entronizar a alguien en el local de la Urb. San Eduardo: es encomendarle nuestras potencialidades y nuestro presente para que, junto a un equipo de profesionales capacitados y con el acuerdo de la mayoría ciudadana, construya el progreso de Piura. Votar es dar a un candidato la licencia social para representarnos mediante la palabra y las obras y actuar como si nosotros mismos actuáramos. Un gobernador es un embajador de la ciudadanía y un custodio de la voluntad regional.

Lastimosamente, a nivel nacional -incluso en nuestro suelo- pocos gobernadores y presidentes regionales se han comportado a la altura de semejante tarea y parte de esa culpa recae en nosotros que no vigilamos a las gestiones que nos representan. El trabajo de vigilancia, amables lectores, comienza desde las campañas porque no podemos resignarnos a escoger al “menos malo”, al “peor es nada” y similares. Nuestro voto vale y debe ser invertido luego de estudiar a conciencia lo que cada candidato, “sombrero” o “gallo”, nos ofrezca.

COMPARTIR     Twittear Compartir