El impuesto al pecado del vicio

El impuesto al pecado del vicio

El aumento del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) aprobado por el MEF a las bebidas azucaradas, cigarrillos y alcohol, si bien ha remecido a la industria nacional al punto de profetizar catastróficas consecuencias laborales y el incremento del contrabando, ataca un grave problemas en el país: las enfermedades crónicas por el abuso en el consumo de bebidas azucaradas, y la adicción al alcohol y los cigarros.

El aumento del ISC a las bebidas azucaras, según un estudio de la Universidad de Harvard, podría disminuir el consumo de estas y detener el incremento de la obesidad y los males que esta acarrea. En cuanto al alcohol y los cigarrillos está claro que son los causantes de miles de muertes al año, porque son altamente tóxicos y matan, así sean importados o de contrabando.

Pero el problema no acaba en que cada quien es libre de consumir lo que quiere y puede; todo lo contrario, el consumo de estas sustancias dañinas deja un pesado pasivo al Estado, debido al presupuesto anual que se destina para tratar los males crónicos que generan su consumo. Y por si no lo saben, el presupuesto sale de todos los peruanos; viciosos o no.


Escrito por: José Neyra Moncada
COMPARTIR     Twittear Compartir

José Neyra Moncada

José Neyra Moncada

Director de El Tiempo.