Un futuro incierto: el drama de los niños robados en el Perú

Un futuro incierto: el drama de los niños robados en el Perú

Recientemente, se dio a conocer la desarticulación de una de las bandas criminales de trata de personas más grandes del país. ‘Los Desalmados del Tráfico Humano’ -liderados por una pareja de piuranos son investigados desde mayo pasado por los presuntos delitos de organización criminal, trata de personas agravada (venta de menores) y aborto. ¿Cuál es el futuro de los niños que cayeron en sus garras y en las de otros depredadores sociales?

En 2017, la Policía Nacional del Perú (PNP) recibió un total de 725 denuncias por trata de menores en todo el país. Si bien es menos del 1% de todas las víctimas de trata, la realidad es alarmante: 725 familias que perdieron a su niño, 725 menores que fueron vendidos para ser explotados, adoptados o cuyos órganos fueron comercializados.

Alarmante

Un informe de CHS Alternativo publicado en el 2013 (con información del 2012) señala que el 1% de los casos de trata de menores tienen que ver con la venta de niños.

Un caso reciente de presunto tráfico de bebés ocurrió el 27 de diciembre del 2017. La policía arrestó a Liliana Aldave Oliden, de 38 años, en una clínica de Jesús María. Según se informó, ella había ofrecido dinero a una gestante a cambio de su bebé. La madre aceptó el trato, en un primer momento, porque tenía problemas económicos. “Luego de seis horas después de que ingresó la madre a la clínica, se observó a Aldave en el lugar, por lo cual se procedió a la detención”, informó la policía en enero de este año.

Antes, en abril del 2017, la policía rescató en Chorrillos a un niño de dos años que había sido entregado por su madre a una pareja. Según la policía, ellos también se aprovecharon de la pobreza de la mujer. “Me dieron S/1.000 por su voluntad y con esto compré ropa para mis otros hijos. Me prometieron que iba a ver siempre a mi hijo”, dijo Sofía, la madre el niño. Ella puso la denuncia en la policía tras enterarse de que era víctima de trata de personas.

‘Los Desalmados del Tráfico Humano’

Cintia Carolina Tello Preciado (32) y su pareja, el exdirector general de la PNP, Raúl Becerra compraban bebés por 4 mil soles para traficar con sus órganos o para adopciones ilegales. La pareja de norteños cayó en un mega operativo policial que se inició esta semana en Arequipa con el resultado de una bebé de cinco meses rescatada y 12 detenidos.

Según la Fundación Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo (ANAR), el 68% de los menores robados son víctimas de explotación laboral, el 22.7% sufren explotación sexual y un 8.91% padecen otros tipos de explotación, entre las que se incluye el tráfico de órganos.

COMPARTIR     Twittear Compartir